lunes, julio 10, 2006

La Historia...

Ayer por la tarde, mientras paseaba por el parque de "La Bombilla", donde hubo un restaurente en donde fue asesinado el Presidente Obregón, recordé a su asesino, León Toral, que fue uno de los tipos que anteceden al panismo extremo que hoy pretende gobernar al país. Católico fanático, fue en su momento portavoz de la intolerancia religiosa. No hay que negar que enfrente de él, su víctima, era muestra de una especie de intolerancia jacobina.

El enfrentamiento entre estas dos visiones de México ha acompañado siempre a la historia de este país. No ha cesado. Ahora vuelve, pero con muchísima más gente. Se están reeditando las condiciones previas a la Revolución de 1910. La derecha pide reconciliación y trata de comprar conciencias, quiere olvidarse de toda la historia, incluso de la relativa a la campaña electoral reciente.

Al haberse dejado manipular por los propagandistas gringos, para ganar la presidencia, Calderón pagará muchas facturas. Una de las más caras es que se reinició el conflicto que vivió el país en el siglo XIX. Tal vez era necesario para los conservadores renacer de esa manera, pero históricamente, fueron estas visiones enfrentadas lo que aprovechó Estados Unidos para desmembrarnos.

El miércoles 5 de julio, cuando en el programa de televisa se hacía el burdo teatro que intentaba legitimar el fraude, Joaquín López Dóriga presentó cínicamente un mapa de un México dividido en azul, el norte y amarillo el sur, con la excepción obvia de Yucatán azul y Zacatecas amarillo. Yucatán hizo intentos separatistas con el traidor Zavala - el que sí vendió Texas - y Zacatecas como consecuencia de los múltiples migrantes de ese estado en los Estados Unidos. Esta división es lo que conviene a los gringos y en este sentido, el triunfo derivado de un fraude electoral en realidad no es de Calderón, sino de Bush.

La defensa del voto y del país va para largo, pero sin duda uno de los resultados será una izquierda fortalecida a la que será difícil vencer por decreto. La sociedad consciente cada vez será mayor y la desesperación de la derecha crecerá, pues en esta lucha nos se trata nada más de impedir el acceso de un hombre al poder, como ellos creen.

Se le quiere hacer creer a la gente que existe un país dividido, cuando lo que pasa es que hay un interés por dividir al país. La mejor manera de evitar esta división sería repetir las elecciones, tal vez incluso con nuevos candidatos, que concertaran la unidad y que no se aventaran tanto excremento en la campaña. Eso sería lo justo y benéfico para el país. Reeditar una reyerta histórica solo beneficiará al tio Sam.

No hay comentarios.:

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.