jueves, marzo 30, 2017

PSICOLOGÍA DEL RUMOR

Psicología del Rumor

Chisme averiguado, jamás es acabado
Refrán popular mexicano

Los efectos de las catilinarias de Cicerón en contra de sus adversarios políticos fueron primordialmente propagandísticos. Mucho del apoyo del pueblo alemán al régimen nazi estuvo basado también en la propaganda. Domenach (1950) parafrasea a Napoléón para confirmar la importancia de esta actividad política:
Napoleón, muy consciente de los procedimientos que hacen admirar a los jefes y divinizar a los grandes hombres, había comprendido perfectamente que un gobierno debe preocuparse, ante todo, por obtener el asentimiento de la opinión pública. "Para ser justo no basta con hacer el bien; es necesario, además, que los gobernados estén convencidos de ello. La fuerza se funda en la opinión. ¿Qué es el gobierno? Cuando le falta la opinión, nada."
En la guerra, la política y los negocios, la competencia es despiadada, mortal. La guerra sucia que allí se da se caracteriza en parte por el esparcimiento de rumores, sobre todo a través de las redes sociales de internet. Sobre la utilización del rumor en la política mexicana, dice John Ackerman (2017):
“El régimen autoritario ya viene ensayando nuevas estrategias de fraude para complementar las ya utilizadas en 1988, 2006 y 2012, y así evitar tener que reconocer su inminente derrota en 2018. Uno de los mecanismos nuevos más importantes es la utilización de las redes sociales para sembrar pánico y miedo entre la población”.
La confrontación desinformativa basada en rumores consiste en el uso sistemático de ellos para influenciar el pensamiento y los sentimientos de un determinado grupo social, habiendo definido previamente una meta social significativa. Se realiza al nivel personal y colectivo a través de los medios masivos de comunicación como son la prensa, el radio, la televisión, el cine y las redes sociales de internet como son Twitter y Facebook. (Zheltukhinaa, Slyshkinb, Ponomarenkoc, et al., 2016). Esto sucede en un contexto informativo completamente inundado de noticias de todo tipo en el que los temas de hoy fenecen en el imaginario social a los pocos días e incluso a las pocas horas.
Para Klapper (1960, citado por Kinder, 2003), las funciones de la comunicación de masas son más frecuentemente un agente de reforzamiento que uno de cambio. El esparcimiento de un rumor vendría a ser entonces un reforzado de una creencia que crecido entre la sociedad acerca de un determinado hecho. Sin embargo, un rumor sistemáticamente dirigido a una categoría social con respecto a un tema en específico, sí podría tender a formar a la opinión pública, dependiendo de la influencia que logren conjugar la atención, la persuasión y la acción puesta en torno al rumor (Kinder, 2003).
La atención tendría que ver con el sentido que dan los ciudadanos a un tema, que tanto le ponen atención y qué prioridad le dan en su agenda. El rumor busca persuadir a los ciudadanos del grupo al que se dirige para que cambien de actitud y realicen una conducta deseada, como puede ser dejar de comprar un producto o rechazar a  un candidato. El rumor habrá sido eficaz si los que lo han recibido pasan a la acción, ya sea realizando la conducta esperada y/o apoyando en su propagación.
El rumor es el medio masivo de comunicación más antiguo del mundo. Es una información que de pronto emerge y que no hay manera de confirmarla objetivamente, puede ser  una información normalmente falsa que se disemina socialmente y que la opinión pública al no poder verificar su veracidad. En tiempos de guerra o conflicto político (Knapp, 1944), pueden darse rumores acerca de temas temidos o negativos, con respecto a situaciones deseadas o positivas o rumores fundados en hostilidad o aprecio a determinado grupo social. De acuerdo a DiFonzo (2007), los rumores negativos se esparcen más rápido que los positivos.
El rumor se esparce mejor en tiempos de estrés social (Knapp, 1944). Los rumores pueden diseminarse como incendios forestales, como un caótico enjambre de abejas y es análogo a las situaciones de pánico que se dan en las masas. Por eso se habla de que las redes se “incendian”. Los rumores son percibidos como algo misterioso y hasta mágico,se dice que incluso llega a producir un efecto hipnótico, fascina, se impone, atrapa y mantiene a la gente atenta a él, pues su difusión depende de la disponibilidad de fantasías que tiene en común un grupo suficientemente grande de personas (Rosenbaun y Subrin, 1963).
El rumor alimenta la ansiedad colectiva, tanto que incluso puede provocar respuestas psicosomáticas en la población  como sucedió en el noreste de Estados Unidos cuando las personas tuvieron erupciones cutáneas que se atribuían al ántrax sin estar realmente infectadas(Bartholomew y Victor, 2004).
Los rumores tienden a reforzar los prejuicios en contra de grupos sociales adversos.
El mercado financiero y la competencia entre las empresas utilizan el rumor de manera constante. Los mercados financieros son el medio ideal para los rumores por diversas razones: el número de participantes es limitado, los actores son en su mayoría expertos en al campo y están inundados con noticias, el tiempo es crucial y el riesgo financiero siempre está presente. En este caso los rumores no son misteriosos y siguen ciertos mecanismos lógicos de gran fuerza que pueden ser analizados con detalle (Schindler, 2003). A veces, un rumor falso puede convertirse en una “profecía autocumplida”, por ejemplo, un rumor acerca de la quiebra de una empresa puede hacer que la empresa quiebre.
Los rumores proveen de conocimiento acerca de la estructura de la comunidad y de la ansiedad colectiva. Esto tiene su origen en la narrativa oral y los mitos, pilares de la cultura humana.
El rumor puede poner en palabras los deseos de la gente, o sus miedos, o puede ser un rumor agresivo que tienda a destruir la lealtad y la adhesión a un proyecto. El rumor se puede esparcir con mayor velocidad si existe falta de información veraz entre la opinión pública y además existe premura por informarse. Por ejemplo en situaciones de volatilidad financiera o coyunturas políticas, los rumores se esparcen con mayor eficacia. El rumor deja de serlo cuando se comprueba su veracidad y se convierte en hecho probado, si bien de él se pudieran desprender otros rumores.
La investigación ha producido cuatro conceptos que se pueden aplicar a esta clase de dispersión: motivación, situación, contexto narrativo y confianza.
1.       Motivación. El rumor surge del deseo social. En cuanto a la motivación, la opinión pública pudiera estar orientada a buscar la verdad y extrae de los rumores información que cree que le podría conducir a ella, también puede ser que el emisor espera complacer o divertir al receptor con el chisme. Existen motivaciones propias como justificar los deseos del emisor, su elevación de autoestima o defenderse de cierto riesgo percibido o identificarse con los valores de algún grupo en particular. Además el esparcimiento de un rumor puede estar fundado en un deseo de venganza o el logro de una meta estratégica. En el último caso la motivación de diseñar el contenido de un mensaje doloso y diseminarlo tiene un claro objetivo de destruir a un oponente.
2.       Situación. El equilibrio social en el que se inicia la dispersión de la información es importante. Hay momentos en los que existe especial vulnerabilidad. Por ejemplo en México el reciente aumento abrupto del precio de la gasolina se prestó a que se diseminaran rumores acerca de rebelión popular, que se atizaron con saqueos orquestados en redes sociales a tiendas departamentales.
3.       Contexto. Los rumores reflejan y tienen resonancia con grandes contextos narrativos referidos a lo cultural, histórico e ideológico, lo que permite entender mejor los procesos de cada grupo social, ya que un rumor se esparce si el contexto sociocultural lo lubrica.
4.       Confianza. Cuando se tiene cierto nivel de confianza en el objetivo que pretende atacar el rumor, es más difícil alterar la percepción de quien lo recibe y se limita su difusión. El esparcimiento de esta clase de información es un acto de comunicación orientado a determinadas metas.
La preocupación sociológica y psicológica de estudiar el rumor de forma analítica provino de la segunda guerra mundial, dado que fue en esa época en la que tanto el radio, la prensa como la dispersión boca a boca, se convirtieron en poderosas armas de propaganda en contra de los enemigos y se utilizaban con la finalidad de desmoralizar a su ejército y población. En esta época de redes sociales de internet, la “rumorología”, ha resurgido (Singal, 2008), debido a que ahora se cuenta con mejores herramientas para entender el problema, en especial la forma en que se dispone de software para analizar los mensajes que se difunden en redes sociales y que multiplican la velocidad de dispersión de los rumores.
Siempre hay cuestionamientos acerca de cómo se ha propagado cierto rumor y también se quiere saber, desde ciertos intereses destructivos, cómo se puede hacerlo de manera eficaz. Los rumores pueden ser producidos por un grupo social para realizar ataques envidiosos a otro del que se quieren diferenciar y odian. Si existen personas que se identifican entre sí por el odio que tienen hacia otro grupo, los rumores que se dispersen contra los adversarios tendrán eficacia y producirán cohesión. Puede atacarse con el rumor incluso algo que en realidad pudiera ser digno de admiración y que el grupo envidioso sería incluso capaz de poseer, pero por sentimientos de autodevaluación, proyecta en el otro y le envidia (Barrows, 2002)
El rumor bien puede iniciar la discusión abierta de temas que pueden ser considerados tabú (Rosenbaun y Subrin, 1963). Su construcción puede ser apoyada por la psicología de los mitos,  narraciones sagradas que están en constante flujo y son interpretadas por las voces que los relatan (Orfanos, 2006). Si se toma en cuenta la existencia de un inconsciente colectivo (Jung,  ) que tiene sus raíces en mitos primigenios de la cultura humana, los rumores pueden ser estructurados de la misma manera que algunos mitos fundacionales, apocalípticos,
Los mitos malignos son los que más impacto tienen en la población (Victor, 1990). Por ejemplo, pueden dispersarse rumores acerca de un ser o persona malvada que hace daño a quien lo encuentra. Recientemente se propagó el mito del payaso asesino. El rumor sobre la maldad del adversario es proyección de la propia percepción inconsciente. Pero esta percepción bien pudiera estar arraigada en el inconsciente colectivo y estar ancestralmente ligada a los mitos y creencias religiosas. Es fácil que en una época en la que se renuevan los fanatismos políticos, religiosos y raciales, renazca la mitología en la forma de rumor.
Tsvetan Todorov (2008: 130) pone en relevancia la frase de Samuel Huntington acerca de su hipótesis de choque de civilizaciones: En la actualidad los conflictos más peligrosos surgen a uno y otro lado de las líneas que delimitan las principales civilizaciones del mundo”, para señalar la intolerancia que recorre el mundo, pero que se asienta primordialmente en el mundo imperialista. Todorov da la idea de que esta clase de fundamentalismo ha propagado el rumor de que la civilización occidental está en peligro de muerte y que tiene que defenderse. Y este rumor ha permeado por ejemplo en los procesos electorales recientes de Estado Unidos y Europa.
Evitar y combatir rumores es una tarea muy importante para cualquier comunicador.

Referencias
Ackerman, J.  "Como parar el fraude de 2018". Publicación original en Proceso y reproducido en el blog Soberanía Popular https://soberaniapopularmx.blogspot.mx/2017/03/como-parar-el-fraude-de-2018-revista.html consultada el 6 de marzo de 2017.
Barrows, K. (2002). Envy. Cambridge, Totem Books.
Bartholomew, R., & Victor, J. (2004). A Social-Psychological Theory of Collective Anxiety Attacks: The "Mad Gasser" Reexamined. The Sociological Quarterly, 45(2), 229-248. Retrieved from http://www.jstor.org/stable/4121171
Domenach, J. M. (1950). La Propaganda Política. Buenos Aires, EUDEBA, 1968.
Kinder, D. (2003). Communication and Politics in the Age of Information. En Sears, D, Huddy, L. y Jervis, R. (Comp.). Oxford Handbook of Political Psychology. Oxford University Press.
Knapp, R. (1944). A Psychology of Rumor. The Public Opinion Quarterly, 8(1), 22-37. Retrieved from http://www.jstor.org/stable/2745686
Laurence, R. (1994). Rumour and Communication in Roman Politics. Greece & Rome, 41(1), 62-74. Retrieved from http://www.jstor.org/stable/643134
Orfanos, S.D. (2006). Mythos and Logos. Psychoanal. Dial., 16:481-499.
Rosenbaum, J.B., Subrin, M. (1963). The Psychology of Gossip. J. Amer. Psychoanal. Assn., 11:817-831.
Schindler, M. (2003). Rumors in Financial Markets. Survey on how they evolve, spread and are traded on. University of Zurich Institute for Empirical Research in Economics. http://pascalfroissart.online.fr/3-cache/2003-schindler.pdf consultada el 11 de marzo de 2017.
Singal, J. (2008).  How to fight a rumor. Boston Globe. October 12, 2008. http://archive.boston.com/bostonglobe/ideas/articles/2008/10/12/how_to_fight_a_rumor/?page=2 consultado el 8 de marzo de 2017.
Todorov, T. (2008). El Miedo a los Bárbaros. Más allá del Choque de civilizaciones. México, Galaxia Gutemberg, 2013.
Victor, J. (1990). Satanic Cult Rumors as Contemporary Legend. Western Folklore, 49(1), 51-81. doi:10.2307/1499482
Zheltukhinaa, M., Slyshkinb, G., Ponomarenkoc, E., et. al. (2016).  Role of Media Rumors in the Modern Society. International Journal of Environmental and Science Education. 2016, Vol. 11, No. 17, 10581- 10589.



viernes, diciembre 30, 2016

La realidad es que las cosas no han cambiado para bien en el capitalismo, a sus efectos de destrucción social, ahora se agregan de manera apocalíptica los de destrucción ambiental.

Ser antisistémico es luchar por que el capitalismo acabe. Esto antes implicaba simplemente ser socialista. Pero llamarse así ahora resulta que es políticamente incorrecto, incluso para los que se dicen de "izquierda", sobre todo para los socialdemócratas. Como si lo que pagara fuera ser así y seguir favoreciendo la depredación social y ambiental. Hacerle el juego a los voraces líderes de la última clase capitalista no retrasará el desenlace.

Ahora, además de defender la igualdad económica de todos los ciudadanos, se debe defender al medio ambiente, a la suprevivencia misma de nuestro hábitat. La violencia del saqueo de los neoliberales es tal, que ya se pasó del empobrecimiento de las masas al empobrecimiento y destrucción planetaria.

Es ingenuo pensar que con medidas paliativas como las que pretenden los supuestos partidos y movimientos ecologistas se logrará solucionar el problema.

Hay que ver por todo el mundo que muchas de las protestas de los pueblos originarios tienen que ver ya no nada más con la lucha contra la explotación laboral, sino contra la voracidad capitalista que implica la destrucción ambiental.


Escasez de Gasolina: Terrorismo Económico de Estado



El gobierno de México utiliza una estrategia de terrorismo al consumidor para justificas¿r el abandono al subsidio de la gasolina. Esto lo hace de manera inmediata al alza de las tasas dse interés de los créditos cuantiosos que tiene contratados, muchos de ellos utilizados para financiar la compra de votos en los últimos procesos electorales y la corrupción creciente que no ha tenido límites en el gobierno de Peña Nieto.

Al haber escasez de gasolina, se apuesta a que la gente se desmoralice y crea que no tiene más remedio que aceptar un aumento con tal de que haya el carburante en los expendios.

Sin embargo, la gente ya se está emnpezando a movilizar en redes sociales y el partido MORENA continua con su estrategia de informar casa por casa con brigadas a las que cada vez se suman más ciudadanos inconformes con la corrupción y el mal manejo económico que han hecho el PAN y el PRI.

EL gobierno ha cedido el control de la industria petrolera a las trasnacionales de manera cínica, pero en el imaginario colectivo se ha despertado la intención de rebelarse y el detonante explosivo que ahora sí está teniendo efecto es el aumento al precio de la gasolina.


miércoles, septiembre 14, 2016

Los farsantes involuntarios de la política.

Los farsantes de la política.
Estas líneas son para pontificar desde el diván y para provocar reflexiones. Les aclaro que cualquier descalificación contra mi persona será tomada como alimento a un espíritu alegre o con fines de investigación psicológica.
Desde la Grecia Clásica, se ha hecho comedia de la política. En México los insuperables Jesús Martínez “Palillo” y Héctor Suárez nos han deleitado con sus personajes, que hacen mofa de quienes se dedican a dicha actividad. No debemos olvidar aquí tampoco las sátiras del gran Carlos Monsiváis quien en su ensayo “mártires, militantes y memoriosos” de 1994, denunciaba al estalinismo latinoamericano como pretencioso de una autoridad moral cuestionable. Qué hueva.
Dicha autoridad moral que  se pretende se derrumba aún más sobre todo ante posibles “electores” cuando porros y leguleyos sesentones con neuronas extraviadas y sus comparsas pretenden tomar por asalto un “partido de izquierda” en una ciudad donde católicos a ultranza, nietos de cristeros salen a las calles “defender a la familia” instruidos desde el púlpito, lo cual da más hueva.
Actualmente, habida cuenta de que con la apertura a la participación política de muchos partidos en los que muchos ambiciosos narcisistas se han incrustado en TODOS los partidos, sin excluir para nada a MORENA. “Ambiciosos vulgares” les dice AMLO. La farsa es por demás risible, aunque trágica, pues se gastan mucho dinero público en sus montajes bufos. Hay que ver nada más los eventos políticos recientes dentro del partido Morena del cual soy observador participante y farsante voluntario e involuntario, junto con la mayoría de sus militantes.
Va el “Chaleco Volador”. Dícese de aquella alusión personal que no tiene dedicatoria pero que le puede venir muy bien al que manifieste sentimientos de ofensa. Por favor no se me lo tomen tan en serio, es solamente un deseo tragicómico de componer las cosas con miras a un buen devenir electoral en Unidad para el 2018.
La política al parecer y por lo que he notado,  es para los actores fracasados. Hay que preguntarle a EPN y esposa sobre este tema. Es una condición resultante del narcisismo patológico. Los “dramas” que se hacen en las reuniones políticas, si no se llega a la violencia física, son de dar risa. Cuando hay violencia física, bueno, pues de lamentarse muchísimo, puesto que anhelamos en México la Paz.  Y esto viene a ser la consecuencia de que los actores en cuestión se toman muy en serio su “papel protagónico”. ¿Por qué tan serios? Diría el personaje del Guasón en la secuela de Batman “El Caballero de la Noche” (Christopher Nolan, 2008).  Están serios al parecer porque traen una preocupación filosófica sobre el poder y el dinero (“maldito que nada vales”) y a nivel local de Querétaro la basura y las ardillitas de la Alameda Hidalgo y esto hace mella en aspiraciones a un “futuro mejor” de una ciudad media en pleno crecimiento como es Querétaro.
A algunos se les olvida que el fenómeno de la inmigración en esta Ciudad y Estado ha traído consigo a personas que tenemos un sentido diferente del humor y de la perspectiva de la actividad política. Y somos legión. “No te he visto” dice por ahí alguien. Pues ¡Sorpresa! Aquí está el público que viene ávido de diversión a su farsa. Nada más hay que leer las burlas que les hacen en sus redes sociales, las cuales por cierto tienen un alcance global y horizontal (TIQQUN, 2015) que sirve a intereses hegemónicos. Otra vez aparecen los usuarios compulsivos de redes sociales de la izquierda como farsantes involuntarios.
Desde ahora, un buscador de talentos cómicos los observa. Entre la hueva y risa que le provocan, se da cuenta que la gente común, hastiada de cualquiera que represente a la clase política, no los toma en serio y se burla de sus intentos de alcanzar el poder. Y todos nosotros tan preocupados por formar una “estructura electoral eficiente”- ¿para qué? Para obtener el Poder  - más y más hueva - . Como si el ciudadano promedio fuera estúpido y no se diera cuenta de sus ambiciones egoístas.
Porque una acción política seria debiera pasar por la renuncia a intereses egoístas y llegar al diálogo verdadero. Pero esto es muy difícil en las personas que tenemos trastornada la personalidad. No de balde andamos en la malsana actividad llamada política partidista, que tanto daño le hace a la verdadera ciudadanía, debido a que eso de seguir principios es difícil, porque éstos se siguen practicándolos, empezando por la familia – No importa si está formada por hombre, mujer y perritos - . Porque lo que sí hay que tomar en serio es lo que de veras sentimos cuando vemos a alguien sufrir de pobreza y desesperación. ¿En qué momento del funcionamiento mental del ambicioso y egoísta político puede darse la empatía con el ciudadano desposeído y sin poder? Es lo malo de vivir en ciudad de conspiradores.


domingo, julio 03, 2016

Sobre los riesgos de que la participación de Morena en las elecciones de 2018 convaliden al régimen neoliberal.

Resultado de imagen para AMLO


En este artículo hablo de riesgos de conductas políticas voluntarias e involuntarias y no suscribo ninguna clase de acusación. En mi calidad de Consejero Político Estatal de Morena Querétaro y estudioso de la Psicología Política y ante la dinámica que estamos viviendo con pasos cada vez más veloces hacia las elecciones federales de 2018, considero pertinente exponer algunas ideas.

AMLO es un gran pacifista. Como Gandhi, Mandela y muchos otros líderes políticos de la misma estatura ha evitado una guerra civil en su país gracias a su objetivo de Transformar Pacíficamente a México. Muchas de sus acciones políticas han sido para encauzar al pueblo y evitar que se desborden los movimientos sociales y haya violencia. En este momento nos ha convocado a apoyar a los maestros de México en contra de la entelequia que es la mal llamada reforma educativa de la Mafia en el Poder y de la actitud autoritaria, intransigente, represiva e incluso genocida del gobierno de Peña Nieto y sus empleados Osorio Chong y Nuño Mayer. La marcha del 26 de junio en la Ciudad de México, es una muestra del apoyo de MORENA a todos los maestros.

MORENA es un partido de nueva creación en México. Muchos que participamos en él, no habíamos militado en ningún partido político. Hemos tenido la esperanza de que las cosas pueden ser diferentes y también nos hemos sentido comprometidos con apoyar a esta transformación. Ya lo habíamos hecho como ciudadanos, cuidando las elecciones y participando en otros movimientos sociales. Ahora nos identificamos con los principios de MORENA y trabajamos en la estructura del Partido. Participamos en la fundación y en el primer proceso electoral de MORENA en Querétaro, aportando nuestro trabajo y recursos.

Sin embargo, observamos que MORENA, al ampliar su acción de movimiento social y dar a luz a un partido político, ha entrado en una zona de riesgo, empezando a repetir la historia del partido de donde provienen muchos de sus fundadores, incluyendo a su líder, el PRD. Esto no se debe a su líder máximo, sino a las luchas internas que se dan en la base del partido. Esta clase de confrontaciones estériles fueron una de las variables que influyeron, junto con los fraudes electorales, para que el pueblo mexicano aún no tenga el poder en sus manos.

En la actividad política, ya sea de izquierda, centro o derecha, la envidia es un componente psicológico fundamental en sus participantes. Pareciera que hay la representación de una lucha fraternal por destacarse como el mejor seguidor de las ordenanzas paternas, es decir del líder político o de las leyes que él pareciera dictar (Estatutos y Principios). Esto tiene como resultado  ataques políticos e incluso personales y la presencia de graves desavenencias entre los miembros de un mismo movimiento político.

Esta desgastante forma de hacer política al interior de nuestro Movimiento y Partido se presenta en MORENA porque hay una libre expresión e interpretación de los principios. Además el ataque envidioso contra las figuras que representan autoridad es constante en la actividad política. Aquí se pasa de los ataques entre hermanos a la intención parricida. Por ejemplo, cuando no se reconoce la autoridad de un líder porque se desea pasar a ocupar su lugar. Se envidia el poder.

En la izquierda tiene que haber una plena conciencia del objetivo primordial para evitar esta clase de reyertas y ese objetivo es que el pueblo – la clase trabajadora – tome el poder político para construir un Estado en el que prevalezca el interés colectivo.  La Transformación Pacífica de México, objetivo primordial de MORENA, cabe en dicho objetivo ideológico. Los líderes medios del partido, es decir, Presidentes de Consejo Político y de Comité Estatal, así como sus consejeros, nunca debieran perderlo de vista. 

La Estrategia Política Fundamental de MORENA, asociada al Objetivo Primordial es la construcción de una estructura electoral exitosa para el 2018. Perdemos las elecciones porque nos hacen fraude en las casillas y por eso tenemos que vigilarlas todas con nuestros Protagonistas del Cambio Verdadero. La concientización casa por casa, afiliación, formación de comités de base y desarrollo de estructura e inteligencia electoral son labores que hoy debemos estar realizando todos sin ninguna distracción.

Toda actividad política que no estuviera acorde con este objetivo primordial, debiera ser puesta en un lugar apropiado de acuerdo a nuestros Principios. Sobre todo aquellas en las que se corre el riesgo de convalidar actividades políticas de los dependientes de la Mafia que representa los intereses del capitalismo neoliberal. Tanto desde la derecha corrupta del PAN y PRI con sus satélites como desde los partidos espurios de la izquierda, existe el interés de vulnerar a MORENA para que no alcance su objetivo primordial.

Estaría el caso de las posibles estrategias de infiltración de personas que hubieran pertenecido a otros partidos políticos de izquierda en crisis, como pudieran ser el PRD y PT o  a partidos de derecha que necesitan urgentemente restarle fuerza a MORENA, en ambos casos con la finalidad de  obtener el poder para objetivos personales y corruptos. Así se pueden observar algunas estrategias políticas destructivas específicas desde dentro y fuera que hacen ver un riesgo fundamental para MORENA: que participe electoreramente para convalidar una partidocracia impuesta por la Mafia en el Poder que representa los intereses del capitalismo neoliberal.

Entre otras estrategias riesgosas irreflexivas y muy probablemente involuntarias, puedo aquí mencionar algunas:

  • Utilizar estrategias de manipulación de la voluntad popular mediante plebiscitos que pudieran tender a convalidar acciones autoritarias. La figura del Plebiscito Ciudadano es muy válida y legítima, pero no es la estrategia política que en este momento debe prevalecer en MORENA. Ya vimos a donde paró la consulta ciudadana sobre la Reforma Energética. Le dio pretexto a la Mafia en el Poder para reforzar su postura e incluso avanzar más rápido en la privatización petrolera.
  • Generar discusiones interminables en los consejos políticos que entorpezcan el trabajo de construcción de estructura electoral. Pareciera que hay quienes lo hacen involuntariamente por una necesidad narcisista y oral, es decir, exhibirse y hablar de más, tratando de tragarse al supuesto adversario – que no lo es –. Esto tiene lógica en las personalidades políticas. Por eso es importante reflexionar lo que se va a decir y obtener consensos previos. Que nadie actúe por consigna de otro sino por seguimiento de nuestros Principios, Objetivo y Estrategia. No nos distraigamos.
  • Trabajar con cálculo político personal con la finalidad de posicionarse en ruta a una posible candidatura a cargo de elección popular, ya sea dentro o fuera de los Consejos y Foros de discusión. Nadie debiera estarse posicionando en esto. Ni es el momento, ni es ético hacerlo. Todos debemos trabajar en la construcción de nuestra estructura electoral. Somos un partido político diferente y no un grupo de ambiciosos vulgares. Por eso debemos trabajar por medio de nuestra Estrategia Fundamental. Apoyarnos y no estorbar en la consecución de nuestro Objetivo Primordial, que es donde confluyen Partido Político y Movimiento Social

En los grupos políticos la posibilidad de que las psicopatologías personales se desborden es real, debido al fenómeno de la regresión grupal. El narcisismo y la agresión impulsiva se hacen presentes sobre todo cuando se empiezan a escalar los agravios personales. Los líderes que conducen las reuniones deben abstenerse de hacer ataques directos contra una persona en específico y cuidar de que toda participación se dirija a la asamblea y no a una persona en particular. Las personas que se consideren agredidas debieran tener tolerancia y mesura y colaborar en la continuidad de los trabajos.

La distracción del trabajo en pos del Objetivo Primordial por agravios personales es algo que nos debilita y esto lo agradece la Mafia en el Poder. Se trata de un acto de complicidad por lo menos involuntario con ella. Sería muy bueno que contáramos con reglas de orden que cuidaran que no se produzcan estos malsanos comportamientos.


Insisto, el objetivo de estas líneas – que parten de un criterio propio y libre – es ayudar a generar la reflexión de los miembros de MORENA y señalar algunos riesgos a los que nos enfrentamos cuando nos preparamos para la batalla – que parece final – de las elecciones federales de 2018, en las que MORENA como partido está posicionado hoy en Primer Lugar en las encuestas de opinión. No hagamos actos de autosabotaje y trabajemos por este logro, que será para entregarle mandato al Pueblo de México. 

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.