viernes, diciembre 30, 2016

La realidad es que las cosas no han cambiado para bien en el capitalismo, a sus efectos de destrucción social, ahora se agregan de manera apocalíptica los de destrucción ambiental.

Ser antisistémico es luchar por que el capitalismo acabe. Esto antes implicaba simplemente ser socialista. Pero llamarse así ahora resulta que es políticamente incorrecto, incluso para los que se dicen de "izquierda", sobre todo para los socialdemócratas. Como si lo que pagara fuera ser así y seguir favoreciendo la depredación social y ambiental. Hacerle el juego a los voraces líderes de la última clase capitalista no retrasará el desenlace.

Ahora, además de defender la igualdad económica de todos los ciudadanos, se debe defender al medio ambiente, a la suprevivencia misma de nuestro hábitat. La violencia del saqueo de los neoliberales es tal, que ya se pasó del empobrecimiento de las masas al empobrecimiento y destrucción planetaria.

Es ingenuo pensar que con medidas paliativas como las que pretenden los supuestos partidos y movimientos ecologistas se logrará solucionar el problema.

Hay que ver por todo el mundo que muchas de las protestas de los pueblos originarios tienen que ver ya no nada más con la lucha contra la explotación laboral, sino contra la voracidad capitalista que implica la destrucción ambiental.


Escasez de Gasolina: Terrorismo Económico de Estado



El gobierno de México utiliza una estrategia de terrorismo al consumidor para justificas¿r el abandono al subsidio de la gasolina. Esto lo hace de manera inmediata al alza de las tasas dse interés de los créditos cuantiosos que tiene contratados, muchos de ellos utilizados para financiar la compra de votos en los últimos procesos electorales y la corrupción creciente que no ha tenido límites en el gobierno de Peña Nieto.

Al haber escasez de gasolina, se apuesta a que la gente se desmoralice y crea que no tiene más remedio que aceptar un aumento con tal de que haya el carburante en los expendios.

Sin embargo, la gente ya se está emnpezando a movilizar en redes sociales y el partido MORENA continua con su estrategia de informar casa por casa con brigadas a las que cada vez se suman más ciudadanos inconformes con la corrupción y el mal manejo económico que han hecho el PAN y el PRI.

EL gobierno ha cedido el control de la industria petrolera a las trasnacionales de manera cínica, pero en el imaginario colectivo se ha despertado la intención de rebelarse y el detonante explosivo que ahora sí está teniendo efecto es el aumento al precio de la gasolina.


miércoles, septiembre 14, 2016

Los farsantes involuntarios de la política.

Los farsantes de la política.
Estas líneas son para pontificar desde el diván y para provocar reflexiones. Les aclaro que cualquier descalificación contra mi persona será tomada como alimento a un espíritu alegre o con fines de investigación psicológica.
Desde la Grecia Clásica, se ha hecho comedia de la política. En México los insuperables Jesús Martínez “Palillo” y Héctor Suárez nos han deleitado con sus personajes, que hacen mofa de quienes se dedican a dicha actividad. No debemos olvidar aquí tampoco las sátiras del gran Carlos Monsiváis quien en su ensayo “mártires, militantes y memoriosos” de 1994, denunciaba al estalinismo latinoamericano como pretencioso de una autoridad moral cuestionable. Qué hueva.
Dicha autoridad moral que  se pretende se derrumba aún más sobre todo ante posibles “electores” cuando porros y leguleyos sesentones con neuronas extraviadas y sus comparsas pretenden tomar por asalto un “partido de izquierda” en una ciudad donde católicos a ultranza, nietos de cristeros salen a las calles “defender a la familia” instruidos desde el púlpito, lo cual da más hueva.
Actualmente, habida cuenta de que con la apertura a la participación política de muchos partidos en los que muchos ambiciosos narcisistas se han incrustado en TODOS los partidos, sin excluir para nada a MORENA. “Ambiciosos vulgares” les dice AMLO. La farsa es por demás risible, aunque trágica, pues se gastan mucho dinero público en sus montajes bufos. Hay que ver nada más los eventos políticos recientes dentro del partido Morena del cual soy observador participante y farsante voluntario e involuntario, junto con la mayoría de sus militantes.
Va el “Chaleco Volador”. Dícese de aquella alusión personal que no tiene dedicatoria pero que le puede venir muy bien al que manifieste sentimientos de ofensa. Por favor no se me lo tomen tan en serio, es solamente un deseo tragicómico de componer las cosas con miras a un buen devenir electoral en Unidad para el 2018.
La política al parecer y por lo que he notado,  es para los actores fracasados. Hay que preguntarle a EPN y esposa sobre este tema. Es una condición resultante del narcisismo patológico. Los “dramas” que se hacen en las reuniones políticas, si no se llega a la violencia física, son de dar risa. Cuando hay violencia física, bueno, pues de lamentarse muchísimo, puesto que anhelamos en México la Paz.  Y esto viene a ser la consecuencia de que los actores en cuestión se toman muy en serio su “papel protagónico”. ¿Por qué tan serios? Diría el personaje del Guasón en la secuela de Batman “El Caballero de la Noche” (Christopher Nolan, 2008).  Están serios al parecer porque traen una preocupación filosófica sobre el poder y el dinero (“maldito que nada vales”) y a nivel local de Querétaro la basura y las ardillitas de la Alameda Hidalgo y esto hace mella en aspiraciones a un “futuro mejor” de una ciudad media en pleno crecimiento como es Querétaro.
A algunos se les olvida que el fenómeno de la inmigración en esta Ciudad y Estado ha traído consigo a personas que tenemos un sentido diferente del humor y de la perspectiva de la actividad política. Y somos legión. “No te he visto” dice por ahí alguien. Pues ¡Sorpresa! Aquí está el público que viene ávido de diversión a su farsa. Nada más hay que leer las burlas que les hacen en sus redes sociales, las cuales por cierto tienen un alcance global y horizontal (TIQQUN, 2015) que sirve a intereses hegemónicos. Otra vez aparecen los usuarios compulsivos de redes sociales de la izquierda como farsantes involuntarios.
Desde ahora, un buscador de talentos cómicos los observa. Entre la hueva y risa que le provocan, se da cuenta que la gente común, hastiada de cualquiera que represente a la clase política, no los toma en serio y se burla de sus intentos de alcanzar el poder. Y todos nosotros tan preocupados por formar una “estructura electoral eficiente”- ¿para qué? Para obtener el Poder  - más y más hueva - . Como si el ciudadano promedio fuera estúpido y no se diera cuenta de sus ambiciones egoístas.
Porque una acción política seria debiera pasar por la renuncia a intereses egoístas y llegar al diálogo verdadero. Pero esto es muy difícil en las personas que tenemos trastornada la personalidad. No de balde andamos en la malsana actividad llamada política partidista, que tanto daño le hace a la verdadera ciudadanía, debido a que eso de seguir principios es difícil, porque éstos se siguen practicándolos, empezando por la familia – No importa si está formada por hombre, mujer y perritos - . Porque lo que sí hay que tomar en serio es lo que de veras sentimos cuando vemos a alguien sufrir de pobreza y desesperación. ¿En qué momento del funcionamiento mental del ambicioso y egoísta político puede darse la empatía con el ciudadano desposeído y sin poder? Es lo malo de vivir en ciudad de conspiradores.


domingo, julio 03, 2016

Sobre los riesgos de que la participación de Morena en las elecciones de 2018 convaliden al régimen neoliberal.

Resultado de imagen para AMLO


En este artículo hablo de riesgos de conductas políticas voluntarias e involuntarias y no suscribo ninguna clase de acusación. En mi calidad de Consejero Político Estatal de Morena Querétaro y estudioso de la Psicología Política y ante la dinámica que estamos viviendo con pasos cada vez más veloces hacia las elecciones federales de 2018, considero pertinente exponer algunas ideas.

AMLO es un gran pacifista. Como Gandhi, Mandela y muchos otros líderes políticos de la misma estatura ha evitado una guerra civil en su país gracias a su objetivo de Transformar Pacíficamente a México. Muchas de sus acciones políticas han sido para encauzar al pueblo y evitar que se desborden los movimientos sociales y haya violencia. En este momento nos ha convocado a apoyar a los maestros de México en contra de la entelequia que es la mal llamada reforma educativa de la Mafia en el Poder y de la actitud autoritaria, intransigente, represiva e incluso genocida del gobierno de Peña Nieto y sus empleados Osorio Chong y Nuño Mayer. La marcha del 26 de junio en la Ciudad de México, es una muestra del apoyo de MORENA a todos los maestros.

MORENA es un partido de nueva creación en México. Muchos que participamos en él, no habíamos militado en ningún partido político. Hemos tenido la esperanza de que las cosas pueden ser diferentes y también nos hemos sentido comprometidos con apoyar a esta transformación. Ya lo habíamos hecho como ciudadanos, cuidando las elecciones y participando en otros movimientos sociales. Ahora nos identificamos con los principios de MORENA y trabajamos en la estructura del Partido. Participamos en la fundación y en el primer proceso electoral de MORENA en Querétaro, aportando nuestro trabajo y recursos.

Sin embargo, observamos que MORENA, al ampliar su acción de movimiento social y dar a luz a un partido político, ha entrado en una zona de riesgo, empezando a repetir la historia del partido de donde provienen muchos de sus fundadores, incluyendo a su líder, el PRD. Esto no se debe a su líder máximo, sino a las luchas internas que se dan en la base del partido. Esta clase de confrontaciones estériles fueron una de las variables que influyeron, junto con los fraudes electorales, para que el pueblo mexicano aún no tenga el poder en sus manos.

En la actividad política, ya sea de izquierda, centro o derecha, la envidia es un componente psicológico fundamental en sus participantes. Pareciera que hay la representación de una lucha fraternal por destacarse como el mejor seguidor de las ordenanzas paternas, es decir del líder político o de las leyes que él pareciera dictar (Estatutos y Principios). Esto tiene como resultado  ataques políticos e incluso personales y la presencia de graves desavenencias entre los miembros de un mismo movimiento político.

Esta desgastante forma de hacer política al interior de nuestro Movimiento y Partido se presenta en MORENA porque hay una libre expresión e interpretación de los principios. Además el ataque envidioso contra las figuras que representan autoridad es constante en la actividad política. Aquí se pasa de los ataques entre hermanos a la intención parricida. Por ejemplo, cuando no se reconoce la autoridad de un líder porque se desea pasar a ocupar su lugar. Se envidia el poder.

En la izquierda tiene que haber una plena conciencia del objetivo primordial para evitar esta clase de reyertas y ese objetivo es que el pueblo – la clase trabajadora – tome el poder político para construir un Estado en el que prevalezca el interés colectivo.  La Transformación Pacífica de México, objetivo primordial de MORENA, cabe en dicho objetivo ideológico. Los líderes medios del partido, es decir, Presidentes de Consejo Político y de Comité Estatal, así como sus consejeros, nunca debieran perderlo de vista. 

La Estrategia Política Fundamental de MORENA, asociada al Objetivo Primordial es la construcción de una estructura electoral exitosa para el 2018. Perdemos las elecciones porque nos hacen fraude en las casillas y por eso tenemos que vigilarlas todas con nuestros Protagonistas del Cambio Verdadero. La concientización casa por casa, afiliación, formación de comités de base y desarrollo de estructura e inteligencia electoral son labores que hoy debemos estar realizando todos sin ninguna distracción.

Toda actividad política que no estuviera acorde con este objetivo primordial, debiera ser puesta en un lugar apropiado de acuerdo a nuestros Principios. Sobre todo aquellas en las que se corre el riesgo de convalidar actividades políticas de los dependientes de la Mafia que representa los intereses del capitalismo neoliberal. Tanto desde la derecha corrupta del PAN y PRI con sus satélites como desde los partidos espurios de la izquierda, existe el interés de vulnerar a MORENA para que no alcance su objetivo primordial.

Estaría el caso de las posibles estrategias de infiltración de personas que hubieran pertenecido a otros partidos políticos de izquierda en crisis, como pudieran ser el PRD y PT o  a partidos de derecha que necesitan urgentemente restarle fuerza a MORENA, en ambos casos con la finalidad de  obtener el poder para objetivos personales y corruptos. Así se pueden observar algunas estrategias políticas destructivas específicas desde dentro y fuera que hacen ver un riesgo fundamental para MORENA: que participe electoreramente para convalidar una partidocracia impuesta por la Mafia en el Poder que representa los intereses del capitalismo neoliberal.

Entre otras estrategias riesgosas irreflexivas y muy probablemente involuntarias, puedo aquí mencionar algunas:

  • Utilizar estrategias de manipulación de la voluntad popular mediante plebiscitos que pudieran tender a convalidar acciones autoritarias. La figura del Plebiscito Ciudadano es muy válida y legítima, pero no es la estrategia política que en este momento debe prevalecer en MORENA. Ya vimos a donde paró la consulta ciudadana sobre la Reforma Energética. Le dio pretexto a la Mafia en el Poder para reforzar su postura e incluso avanzar más rápido en la privatización petrolera.
  • Generar discusiones interminables en los consejos políticos que entorpezcan el trabajo de construcción de estructura electoral. Pareciera que hay quienes lo hacen involuntariamente por una necesidad narcisista y oral, es decir, exhibirse y hablar de más, tratando de tragarse al supuesto adversario – que no lo es –. Esto tiene lógica en las personalidades políticas. Por eso es importante reflexionar lo que se va a decir y obtener consensos previos. Que nadie actúe por consigna de otro sino por seguimiento de nuestros Principios, Objetivo y Estrategia. No nos distraigamos.
  • Trabajar con cálculo político personal con la finalidad de posicionarse en ruta a una posible candidatura a cargo de elección popular, ya sea dentro o fuera de los Consejos y Foros de discusión. Nadie debiera estarse posicionando en esto. Ni es el momento, ni es ético hacerlo. Todos debemos trabajar en la construcción de nuestra estructura electoral. Somos un partido político diferente y no un grupo de ambiciosos vulgares. Por eso debemos trabajar por medio de nuestra Estrategia Fundamental. Apoyarnos y no estorbar en la consecución de nuestro Objetivo Primordial, que es donde confluyen Partido Político y Movimiento Social

En los grupos políticos la posibilidad de que las psicopatologías personales se desborden es real, debido al fenómeno de la regresión grupal. El narcisismo y la agresión impulsiva se hacen presentes sobre todo cuando se empiezan a escalar los agravios personales. Los líderes que conducen las reuniones deben abstenerse de hacer ataques directos contra una persona en específico y cuidar de que toda participación se dirija a la asamblea y no a una persona en particular. Las personas que se consideren agredidas debieran tener tolerancia y mesura y colaborar en la continuidad de los trabajos.

La distracción del trabajo en pos del Objetivo Primordial por agravios personales es algo que nos debilita y esto lo agradece la Mafia en el Poder. Se trata de un acto de complicidad por lo menos involuntario con ella. Sería muy bueno que contáramos con reglas de orden que cuidaran que no se produzcan estos malsanos comportamientos.


Insisto, el objetivo de estas líneas – que parten de un criterio propio y libre – es ayudar a generar la reflexión de los miembros de MORENA y señalar algunos riesgos a los que nos enfrentamos cuando nos preparamos para la batalla – que parece final – de las elecciones federales de 2018, en las que MORENA como partido está posicionado hoy en Primer Lugar en las encuestas de opinión. No hagamos actos de autosabotaje y trabajemos por este logro, que será para entregarle mandato al Pueblo de México. 

jueves, junio 23, 2016

El trabajo de redes sociales

Las redes sociales de internet son una forma de comunicación, pero debe tomarse en cuenta que cada individuo tiene su propia significación psicológica en lo que hace allí. Su correcta utilización política es materia de la Comunicación y Psicología. También la interpretación de los mensajes y fenómenos de comunicación que allí se presentan.


PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.