lunes, marzo 19, 2007

Cada vez hay más rabia

"Que no nos vengan con que es el tiempo de la esperanza. Es ahora el tiempo de la ira y de la rabia. La esperanza invita a esperar; la ira, a organizar. Así irrumpió la revolución en Bolivia a inicios del siglo XXI. Así pueden despuntar otros porvenires en América Latina (Adolfo Gilly, 2007)".

Mucha gente dice "es que si AMLO hubiera llegado al poder nos estaría yendo peor". En primer lugar es un reconocimiento de que ya nos va mal con Calderón. En segundo lugar es un reconocimiento de que a pesar del triunfo de la izquierda partidista no nos hubiera ido bien.

El problema es el modelo económico que los poderosos se aferran en sostener, pues no quieren dejar de aparecer como ricos ni perder su imagen. Creen que se lo merecen.

El enojo popular, ante la continuidad de la miseria y desesperanza, tiende a crecer exponencialmente, pronto veremos nuevos Oaxacas y Atencos, pues la gente ya no siente tener nada que perder. Mucho de la riqueza colectiva ha sido rematado por los malos gobernantes a los monopolios y oligopolios que detentan los más ricos del mundo. La gente se da cuenta de que ya quedan pocas salidas y comienza a organizarse de manera callada. El descontento es cada vez más un acuerdo de la gran colectividad.

Llegará el momento en que dicha ira se apodere de los mismos policías y miembros del ejército. Actualmente ya hay mucha tropa que temerosa se resistiría a participar en operaciones represivas. El surgimiento de los Zetas es una señal de alarma de que los oficiales medios del ejército pueden encabezar rebeliones sin ideología, con el componente caótico. Cada vez habrá más personas de este tipo operando en la clandestinidad. Pancho Villa en su momento fue un forajido y luego se acomodó en el movimiento revolucionario constitucionalista. Así pudiera pasar con algunos de los delincuentes que hoy son perseguidos.

La diferencia hoy es que también la rebelión se globaliza.

No hay comentarios.:

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.