jueves, abril 16, 2009

Traición panista

El gobierno panista es voraz y traidor a sus propios principios. Se ha convertido en una versión recargada del PRI. Tal vez Fox y Calderón, junto con sus asesores políticos empezaron a creer que este país solamente podía ser gobernado por medio de la rapacidad que tanto criticaron los fundadores del PAN. Se les fue la poca integridad que pudieron tener en algún momento. Llegados al poder, se convirtieron en pobladores de la esfera política caracterizada por la deshonestidad, por obtener el poder a toda costa. Soledad Loaeza, crítica del PAN, es muy puntual al decir:

"Cuando Acción Nacional estaba en la oposición criticaba constantemente a los gobiernos priístas porque, según los panistas, la designación de cargos en la administración pública obedecía más a criterios políticos que a razones profesionales. Según ellos, una de las pruebas contundentes de la corrupción del entonces partido hegemónico eran los nombramientos de improvisados, personas cuya única calificación para ocupar un puesto de alto nivel era su amistad con el presidente en turno o su lealtad al partido. De ahí errores monumentales, problemas de planeación, de implementación o de corrupción que plagaban decisiones de gobierno fundadas en la ignorancia, la desinformación, el prejuicio o simplemente, el interés personal. No les faltaba razón. Santiago Roel, si alguno lo recuerda, llegó a la Secretaría de Relaciones Exteriores en 1976, y su única credencial era que hacía reír a López Portillo; cuando Carlos Salinas nombró canciller a Manuel Camacho, para consolarlo por haberle negado la candidatura a la Presidencia de la República, Acción Nacional se unió a las severas críticas de especialistas y diplomáticos profesionales que consideraron la designación una afrenta a la respetable tradición de la política exterior. Las reacciones al nombramiento de Manuel Bartlett al frente de la Secretaría de Educación Pública también fueron mayoritariamente de airada protesta, con todo y que el antiguo secretario de Gobernación ostentaba su buen posgrado en el exterior. En cada uno de estos casos los panistas de la época denunciaban furibundos que la administración pública fuera un botín para el partido en el poder. Pero, primero cae un hablador…(Soledad Loaeza, La Jornada, 16 de abril de 2009)".

No hay comentarios.:

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.