miércoles, junio 30, 2010

No Estanos Viviendo Mejor

La idea de combatir al crimen de Calderón ha sido todo un fracaso. La espiral de violencia va en ascenso. No lo hizo por sus causas sino por la consecuencia: que las fuerzas represivas se apropiaran del país, pero ahora lo comparten con los grupos de delincuencia organizada y sus apéndices de economía informal. Es totalmente irresponsable pretender endosar a la sociedad, sobre todo a la parte de ella que lo consideramos ilegítimo, el combate a la delincuencia. Por algo “juran” hacer cumplir la constitución y las leyes que de ella emanan. Los ciudadanos no tenemos por qué hacer lo que gobernantes irresponsables no hacen.

Se sabe que las causas del crimen organizado se sustentan en la deficiencia educativa y en un modelo económico fallido. Los jóvenes se suman a la delincuencia en su mayoría por encontrarse en estado de desesperación y desesperanza. El llamado del mal para ellos es audible porque no encuentran cosas buenas qué hacer. El Estado es fallido porque no da oportunidad a su población de “vivir mejor”. Mejores oportunidades de vida para todos los mexicanos pasan por la renuncia inmediata del gobierno calderonista. En este momento se justifica más, cuando ya ha dado inicio la sucesión presidencial de 2012 y Calderón ya no es escuchado, mucho menos obedecido ni por quienes le apoyaron para llegar a la silla presidencial.

Además, tiene mayor peso en la impunidad que vive la criminalidad, la que disfruta el régimen calderonista. El hermano del secretario de gobernación, a su vez funcionario público, quedó completamente expuesto ante los medios internacionales de comunicación en una conducta violenta, producto del abuso de sustancias, al menos alcohol, que también es una droga que dicha persona promovía en su puesto de Director del FONATUR. Cada uno de los miembros del gabinete de Calderón tiene ejemplos de diversas actuaciones ilegales impunes. Así ha sido su vida.   

Criminales políticos equivale a delincuencia organizada. Ejemplos sobran. Incluso en esto se incluye la impunidad con la que el gobierno mexicano favorece a la asesina Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos y al ejército mexicanos en la matanza de adolescentes inermes en la frontera. Su único delito era ser jóvenes, tal vez desesperanzados como muchos. Y se acusa a los organismos de Derechos Humanos de ser “tontos útiles”
La voracidad de la clase política y de la empresarial., en una alianza mafiosa, han relegado al bienestar popular al último lugar. Se le ofrecen al pueblo paliativos y promesas vanas. Cero oportunidades; de ahí el éxodo a los Estados Unidos, a pesar de las limitantes. Todo es mentira. El 19 de junio de 2010. René Delgado decía en Reforma:
“…Es mentira decir que se está a favor del acceso a la información y la transparencia cuando por lo bajo se golpean los cimientos de ese derecho. Es mentira salir con el cuento de que "existe una percepción generalizada de que el objetivo del gobierno es 'combatir el narcotráfico'" cuando, durante meses, ese gobierno se llenó la boca publicitando sus acciones "para que la droga no llegue a tus hijos". Es mentira decir que el país atraviesa por una crisis de imagen cuando su cuerpo presenta heridas criminales. Es mentira sacar de la manga un decálogo de intenciones para, al paso de los meses, deshojarlo y tirarlo a la vera del camino, ansiando llegar al término del mandato…”.

En entrevista con La Jornada el 29 de junio de 2010, en alusión al llamado al diálogo de un Calderón desesperado por su ineptitud para enfrentar la violencia, Andrés Manuel López Obrador sostuvo que “a pesar que hay claras evidencias de que dicha política económica es errónea, no se percibe en Calderón ni en las 40 familias de potentados que realmente gobiernan al país, ningún interés para cambiar la política de saqueo, de pillaje y de exclusión que margina a la mayoría de los mexicanos y que ha llevado a está descomposición social y a este estallido de odio irracional y a está inseguridad y violencia”.

En verdad, es la política económica neoliberal y la corrupción de la clase política la que ha llevado al país en la situación crítica actual. 

No estamos viviendo mejor, sino peor. 

No hay comentarios.:

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.