jueves, octubre 20, 2011

Miedo, Propaganda y Terrorismo de Estado.

Existe una deformación deliberada de los valores de la sociedad por parte del Estado autoritario, en la que a través del miedo infundido en los medios, las familias tienden a someterse a los dictados autoritarios, llegando a traicionar a sus vecinos y familiares para conservar una integridad que supuestamente se encuentra amenazada.


Cabría pensar que muchos de muchos de los actos de violencia genocida que se perpetran en la actualidad en el país, son producto de una acción de estrategia política perversa deliberada que pugna por infundir miedo a la población, para que ésta acepte o vote por un gobierno autoritario


La propaganda política de parte del estado, hace su labor, toma los actos violentos y los proyecta en los medios de manera constante, terrorista, infunde mediante actos políticos miedo en la población.


La vocera de Seguridad Nacional, Alejandra Sota, en su entrada al blog de la Presidencia http://www.presidencia.gob.mx/tema/seguridad/ dice acerca de las víctimas del delito:


Son ellas por quienes se combate frontalmente a los criminales en los lugares donde los ciudadanos están sufriendo el acoso de la delincuencia organizada; son ellas por quienes estamos transformando de fondo nuestras instituciones, para encontrar a los criminales, llevarlos ante la justicia y hacer pagar a quien tenga que hacerlo; y, de manera fundamental, son ellas por quienes ponemos un especial empeño en la reconstrucción de nuestro tejido social, elemento central en el que sociedad y gobierno debemos trabajar en conjunto. El objetivo es evitar a toda costa que haya más mexicanos que vivan el dolor de ser víctimas de criminales sin escrúpulos.


Sin embargo estas palabras están sesgadas por las encuestas, por ejemplo, la que corresponde a septiembre de 2011 de Consulta Mitofsky http://www.consulta.mx/Docs/FusionCharts/EPG_Septi.pdf , 
en la que la Seguridad es el principal problema percibido por la población. Es sabido que los gobiernos actuales, son reactivos en su propaganda política a las encuestas de opinión. Propaganda, que no acciones decididas para frenar la delincuencia, pues tener grupos represivos federales en varias ciudades del  país, implica atemorizar a la población. Supuestamente se combate a crimianles organizados, pero no hay que olvidar la proveniencia de muchos de éstos, por ejemplo la elite de los zetas proviene de fuerzas especiales del ejército mexicano. 

No hay comentarios.:

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.