viernes, diciembre 13, 2013

La Prisa

La prisa por aprobar la reforma energética obedeció a la vergüenza que le provoca a un ladrón robar. Tal vez también tuvo que ver con la oferta que habrían hecho estos lacayos a quienes les pusieron al frente de México, de que antes del primer año dicha reforma pasaría. Esto puede ser muy importante para los mercados.

Ahora que Irán ha suavizado su postura nuclear y se aceptará una mayor introducción petrolera de su parte al Mercado. El pertróleo mexicano en manos de las trasnacionales abaratará aún más los costos de producción, sobre todo en Estados Unidos y Europa, de forma que puedan competir comercialmente contra China.

¿Qué recibió México a cambio? Ni siquiera los poderes Ejecutivo y Legislativo tuvieron alguna idea positiva que favoreciera a México como moneda de cambio. Hasta Santa Anna recibió dinero por territorio. ¿Qué reciben ellos? Solamente la posibilidad de identificarse con los bandidos internacionales. Allí demuestran su origen, que provienen de una estirpe ladrona.

Pudieron haber exigido una reforma migratoria total. Legalización de indocumentados mexicanos a cambio de pertóleo. Pero no hicieron eso ni mucho menos.

En verdad son traidores.

jueves, diciembre 12, 2013

¿Por Qué son Ladrones?

Con la reforma energética que han aprobado  Senadores y Diputados del PRI, PAN, PVEM y PANAL, la clase política en el poder ha tendido a perfeccionar la manera de robar los recursos petroleros.

Ya lo hacían, pero esto era objetado por las trasnacionales petroleras, pues desde hacía 75 años no tenían participación en el atraco de los recursos petroleros. Como a los ladrones que gobiernan les era necesaria "legitimidad" de parte del capital internacional, que les provea de impunidad y la inalcanzable satisfacción a su voraz apetito financiero. Había que proceder a legislar. Era una promesa a los verdaderos dueños del poder.

Como dichos políticos son en su mayoría narcisistas psicopáticos, el reconocimiento de alguien a quien admiran, como son los grandes saqueadores internacionales de recursos y agiotistas, el asunto se convirtió en emblemático. Su mayor representante, Enrique Peña estaba obsesionado por lograrlo. No estoy hablando de lograr la reforma, sino el reconocimiento de los mayores ladrones globales.

En esta identificación proyectiva (Klein, 1948), en la cual los ladrones mexicanos se creen igual de ladrones que los que negocian en Nueva York y Londres, se solazan en la felicidad de la reforma lograda, del "deber cumplido" ante sus admirados captores. En su soberbia, no son capaces de asumir su realidad, que son títeres gobernantes de un país considerado de los más corruptos. No se dan cuenta del rídiculo que hacen ante los grandes pillos globales.

Entonces, son ladrones en primer lugar porque quisieran ser como los grandes ladrones de la globalización. Pero no pueden, pues solamente son sus lacayos.

domingo, diciembre 01, 2013

Inmediatismo y oportunismo

La clase politica mexicana no tiene visión.  Su plazo es a lo mucho de un año y además sus decisiones están  totalmente influenciadas por los resultados de  sus encuestas, sobre todo en cuanto a la percepción. 

Para ellos, todo está en función de aprovechar las oportunidades políticas para obtener poder y beneficio económico personal. Estos cálculos no tienen nada que ver con las necesidades ni con la verdaderz justicia social.

En el imaginario de la clase politica en el poder el problema inmediato a resolver es, en el menor tiempo posible la necesidad egoísta de dinero y poder.

Dicha necesidad, a la mayoría de estas personas les fue impuesta en el seno de un entorno familiar voraz, con ejemplos deshonestos de abuso y violencia impune,  tanto al interior como al exterior de sus familias.  De allí proviene su necesidad constante de gratificación narcisista.  Es como si tuvieran a un padre introyectado que les exige violentamente resultados en su actividad diaria de expoliar a la sociedad mexicana.

Pero tambien hay que decir que la figura paterna que ellos perciben se desplaza en el poder de los centros financieros globales. Dada su formacion profesional en universidades extranjeras, ha quedado roto el vinculo con la patria mexicana y ahora se entregan a los intereses foraneos para recibir la aprobación del padre.

De ahi que un proyecto nacional solamente pueda ser viable sin ellos. Echarlos del poder es inaplazable, puesto que el daño que causan cada vez erosiona mas el futuro de las próximas generaciones de mexicanos. 

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.