lunes, diciembre 21, 2009

De Nada Sirve



Murió un “capo” de la droga. Enemigo por cierto del Chapo que pareciera estar protegido por el régimen panista desde que se fugo de Puente grande hace casi 10 años y es el principal beneficiario de que su archienemigo Beltrán Leyva haya sido asesinado por la Marina.
¡De qué le sirve esto a un jefe de familia desempleado?
¿De qué le sirve esto a un alcohólico, consumidor de una droga legal?
¿De que le sirve esa muerte a un deudor hipotecario del infonavit en mora, acosado por cobradores abusivos?
¿De qué le sirve a las familias de las mujeres muertas en todo el país?
De nada, solamente le sirve esto al ego vapuleado de Calderón. Una batalla ganada en su “guerrita”, algo que le alimente su obsesión por saberse buen gobernante, en un momento de rotunda y creciente debacle.
En realidad todo ese espectacular operativo, fue producto de una logística de la DEA, en confabulación con quienes quisieran volver a la época en que los narcos eran predecibles y se recibían sobornos seguros de ellos.
Solamente se quiere complacer a la gran mafia norteamericana de la droga y a su gobierno, mediante el asesinato de un capo incómodo y el uso del equipo enviado para el Plan Mérida. Que ni piense Calderón que con eso las familias mexicanas se sienten más seguras. Ahora Cuernavaca se agrega a la lista de las ciudades con miedo. Nadie quiere al ejército en sus ciudades, pues está visto que generan más desmanes, que no se puede controlar a la tropa, que también estará inconforme con su labor.
Además. Los hombres que queden sin líder en el narco pronto estarán en actividades delictivas que más agravio causen a las familias mexicanas.
También hay que tomar en cuenta que existen muchos financieros y políticos que no han sido tocados por la estrategia fallida de Calderón y García Luna. Unos en los que s epudiera sospechar complicidad y encubrimiento y otros, porque se les teme.

domingo, diciembre 13, 2009

Interpretación Social para la Independencia y el Cambio Revolucionario

Es necesario divulgar la realidad nacional y concientizar al pueblo sobre la importancia de actuar en todos los frentes para lograr un cambio, empezando por su actitud interna, que debe alejarse de la dependencia voraz y acercarse a las más variadas formas de lucha y enfrentamiento contra la clase política gobernante. Hay que hacer frente a los grandes esfuerzos propagandísticos del régimen ilegítimo y espurio por mediatizar a la población. Por ejemplo, acerca de la pobreza, hay que recordar los retrocesos, que incluso el mismo gobierno reconoce, pero esconde en su propaganda.
“El refrán antiguo no ha perdido vigencia: “Pobre del pobre que al cielo no va,/lo friegan aquí, lo friegan allá” (En atención a la decencia de siglos puse “friegan” en lugar de “chingan”, como en la expresión original). Esto se relaciona con los datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que el 10 de diciembre da a conocer cifras a modo de plazas sembradas en dispositivos de exterminio. Según el Coneval, hasta 2008 sólo 18 por ciento de los mexicanos —19.5 millones— disponían de los ingresos suficientes para vivir y tenían a su favor todos los satisfactores, de acuerdo con la Medición Multidimensional de la Pobreza. Con su traición habitual, las cifras desmienten a los gobernantes, desde Vicente Fox que aseguró haber erradicado la pobreza hasta Felipe Calderón, que da por resuelta la crisis y luego se declara abrumado por la condición de sus gobernados (Carlos Monsivaís, El Universal, 13 de diciembre de 2009)”.
La injusticia crece y nadie la preserva. Se ve en el incremento de la pobreza. En el imaginario de la clase política no habita el deseo de servir, solamente vive la codicia, manifestación de una voracidad patológica, perversa. ¿Qué es lo que está pasando? ¿Por qué el cinismo de los políticos crece y todos nos callamos? Acaso, ¿La pobreza moral, el miedo y la expectativa voraz también inmovilizan al pueblo? Pareciera que nos estamos identificando demasiado con los corruptos líderes que gobiernan, que nos conformamos en espera de que “nos salpiquen”, ya ni siquiera el pueblo mexicano tiene dignidad y convive en le corrupción generalizada de la nación.
Valdría la pena investigar desde el punto de vista psicológico la actitud pasiva de la población mexicana ante la creciente miseria moral y económica. ¿Por qué estamos inmovilizados? ¿Es acaso la demencia que provocan los medios de comunicación? ¿O la gravedad del atraso del sistema educativo? ¿La intoxicación adictiva por diversos medios, además de las drogas de la población? Lo que si es claro es que tenemos que hacer una movilización urgente, dinámica, poderosa que acabe con la situación.
Por ello también es importante interpretar la situación psicológica social de inmovilidad política popular para lograr que las fuerzas sociales se pongan en marcha. ¿Cuál es esta interpretación? Que pareciera que el pueblo mexicano se ha convertido, a través del clientelismo y del aparato mediático, en un infante inerme, psicótico y dependiente que espera inmóvil y fantasiosamente que una madre gorda y corrupta - el gobierno espurio, apoyado por el sistema de partidos políticos –, le alimente. Esta interpretación debe ser difundida lo mejor posible por quienes deseamos el cambio. Es preciso generar cada vez más enlaces y nodos en las redes sociales de comunicación alternativa, proponiendo la movilización en todos los frentes. Por ejemplo, los periodistas que hoy se mantienen sin aportar y preservan el esquema de comunicación política que los gobiernos corruptos proponen, debieran hacer una reflexión ética y actuar para ser más críticos y proactivos en la difusión de la comunicación política que socave al estado de cosas de la política mexicana. Tengamos una nueva esperanza de independencia y cambio revolucionario popular para el 2010.

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.