sábado, febrero 21, 2009

MENDACIDAD CALDERONISTA

El gobierno federal escala la magnitud de sus mentiras en su búsqueda desesperada de ligitimación y poder.
“Aplicando las ideas psicológicas, políticas y sociales de Carl Gustav Jung a nuestra situación, es evidente que los políticos han seguido una forma de gobernar que se conoce como seudología fantástica, la cual se caracyeriza por al facilidad en elaborar mentiras y hacer que todos las crean. Los líderes que así se conducen “tienen, durante algún tiempo, un éxito arrollador y son, por tanto, peligrosos para la vida social”[1]
La mendacidad del gabinete de Calderón, va en concordancia con la de su jefe. Es producto de la angustia que les genera la infecundidad de sus acciones políticas. Como siempre, los panistas, fieles a sus financiadores originales a su fundación, es decir, los nazis alemanes, tratan de imponerse por medio de la propaganda y la violencia.
En el contexto de la crisis de social y económica que se vive, cuyo reflejo más evidente es la violencia – que nunca ha sido ajena a la historia de este país –, la ineptitud solamente mantiene la parálisis económica y hace crecer la violencia social.
“Banal sociología política de la crisis, pero la crisis despierta los viejos demonios de la afectividad perturbada. La presión del exterior (la estructura social) comprime en período de crisis aguda el interior (la estructura psíquica) con sus imperceptibles pero manifiestas secuelas de dolor y sufrimiento. La crisis desestructura a los hombres y pone en marcha los mecanismos psicológicos de la ruptura. La razón se disocia de la emoción, la frustración crece y la violencia estalla. Los individuos se transforman en átomos aislados, privados de su identidad y su pertenencia”.[2]
Una de las metas de todas estas mentiras propagandísticas es lograr que la gente desee “pertenecer” a una categoría social, lo cual sostiene la escisión que los propagandistas extranjeros provocaron en la población mexicana en el 2006. Dicho sentido de pertenencia según los panistas, debe ser refrendado en las urnas votando por su partido, ya que cualquier otra cosa es una equivocación. Se pretendería que sólo la gente que se aproxime a la idea de bienestar panista tiene derecho a ser mexicana.
A ello debe enfrentarse una idea fuerte de proteger al país de la uniformidad fascista y otorgar libertad democrática a todos.
[1]ACEVES, Manuel (2000). Alquimia y Mito del Mexicano. Aproximaciones desde la Psicología de C.G. Jung. México, Grijalbo.
[2] DORNA, Alexander (2003). La Democracia…¿Un Espejismo? Buenos Aires, Lumen.

viernes, febrero 20, 2009

Legitimación Fallida

Calderón intenta legitimarse sacando al ejército a las calles con el pretexto de la guerra al narco. Pretende que quienes nos oponemos a los crecientes abusos a los Derechos Humanos por parte del ejército - lo cual es marca castrense - estamos equuivocados.

Históricamente, incluso en México, las mafias han sido toleradas por los gobiernos. Así pasó en México desde antes que fuera país. Solamente que ahora Calderón y sus colaboradores pretenden erigirse en el nuevo cártel, que englobe narco y delitos de cuello blanco, como en su momento lo hizo el PRI.

En el imaginario colectivo está la imagen de Hernán Cortés, quien se superpuso a la estructura política azteca para consolidarse en el poder. Así panistas y tecnócratas priístas pretenden erigirse en la nueva mafia en el poder, impidiendo que otros jugadores participen. Pero éstos tienen un cierto poder, apoyados por las mafias colombianas, norteamericanas y europeas. Allí está el origen de la violencia. Una mafia gubernamental inexperta apoyada por un ejército con elementos desleales en contra de una estructura mafiosa internacional.

Calderón no tiene alcance para mirar que pronto estos jugadores llegarán a un acuerdo para dejarlo fuera. Su gabinete cada vez muestra mayor desorientación y sus declaraciones como grupo son ambiguas y confusas, aproximándose a un ejercicio de comunicación política que necesariamente debería ser congruente con los principios panistas y con las promesas que en el año 2000 se hicieron para que se encubrara el PAN. En este mismo partico hay descontento por la forma en que se llevan las cosas.

Además, los medios cada vez golpean más al gabinete calderonista. Tellez, Elizondo, Ruiz Mateos, Martínez Cázares y el mismo muerto Mouriño, son golpeados inmisericordemente por medios, aparentemente para favorecer al nuevo delfín tecnócrata, Enrique Peña Nieto.

Es seguro que la gente acudirá en menor cuantía a las urnas y la falta de legitimación crecerá. Los escándalos mediáticos y los rumores "catastrofistas" crecerán.

lunes, febrero 16, 2009

Daño Psicológico a la Población con la "Guerra al Narco"




El gobierno Federal causa daños psicológicos y fisiológicos a la población con la violencia que promueve para lograr una legitimación frustrada.
La situación violenta en México hace que muchas personas vivan en un síndrome de estrés postraumático.
Recientemente se ha asociado con enfermedades como la diabetes y otras de carácter hormonal a dicho síndrome (Reuters Health, 2 de febrero de 2009). Cabe preocuparse porque el crecimiento de la incidencia de diabetes y obesidad, así como diversas adicciones, esté relacionado con la violencia.
En esto, en nada ayuda a la salud de los mexicanos – mental y física – que el gobierno tenga amenazada a toda la población con el ejército, bajo el pretexto de la guerra al narcotráfico. No nos engañemos, la violencia es real, pero es también un pretexto, con acciones infructuosas de Calderón y su pandilla para legitimarse. Esto está ocasionando graves daños psicológicos a la población, que vive todos los días aterrorizada.


Cabe preguntarse además, cuántos de los muertos han sido producto de una acción premeditada del gobierno y sus sicarios para controlar el mercado de los estupefacientes dando preferencia a un cártel. Este es un rumor que toma cada vez más fuerza.

jueves, febrero 12, 2009

LA INEPTA CLASE POLÍTICA




Una de las causas fundamentales de la mayor profundidad en México de la crisis financiera internacional, es el costo de la burocracia que ha infiltrado el PAN a los tres niveles de gobierno.
Esta población burocrática, no tiene ningún espíritu de servicio, solamente se quieren servir del poder y equipararse a los equipos políticos priístas – sobre todo los tecnocráticos – y perredistas, que ya pululan en todos los ámbitos de gobierno. Se trata de una clase político – burocrática que agravia al pueblo y que le impone una pesada carga que se aúna al FOBAPROA, al fraude de las AFORES, al pago de impuestos injustos como el ISAN, la tenencia, el impuesto especial a la gasolina y otros. Muchos de los ingresos fiscales se utilizan para pagar a estos inútiles, que devengan un sueldo y viáticos excesivos, a sabiendas de que no los desquitan, en una actitud que es deshonesta e impune y que pone el ejemplo a los grupos de delincuentes violentos que ya imponen su ley en buena parte del país.
Puestos que no tienen ninguna justificación y que no solucionan problema alguno, que igual que los priístas tienen al pueblo haciendo filas y antesalas interminables, que prometen y prometen, generando falsas expectativas.
La clase política actual es la primera causa de que haya impunidad en México en otras áreas. Se trata de una ineficiencia y corrupción impunes a las que el pueblo ya debería poner fin por cualquier medio. A continuación una opinión académica:
“Yo me permitiría sugerir que los ciudadanos evaluemos a la clase política, y aquellos que no sirven que se vayan, y den lugar a otros que quizás sean más capaces. Estoy seguro de que los ciudadanos estamos hartos de tanta mentira, simulación, ineptitud que permea en la clase política mexicana. Lo que quisiéramos son personas aptas y honestas para ejercer las funciones que se les encomienda, no queremos seguir en el mundo del compadrazgo, del amiguismo y en el canje de puestos por favores y/o sometimientos (Rene Drucker, La Jornada, 9 12 08)”.
Debe terminarse con el círculo vicioso o triángulo perverso que forman la impunidad, el abuso de poder y el enriquecimiento ilícito. Los altos sueldos de la burocracia y clase política, constituyen una forma de enriquecimiento ilegítimo. Nadie del pueblo está de acuerdo en que estos ineptos se paguen tan altas percepciones.

miércoles, febrero 11, 2009

Catastrofismo

La crisis económica ya se veía venir. No se tuvo al previsión por parte del gobierno panista de escatimar el gasto corriente y generar un ahorro público que permitiera tener mayores reservas, mayor apoyo al empleo.
El pesimismo obsesivo es un síntoma de la depresión. La depresión no siempre es endógena, es decir, no se provoca todo el tiempo por una causa psíquica interna. Puede haber factores como el desempleo, la pérdida del bienestar (que la familia no “viva mejor”) y la frustración de no tener lo que las expectativas de las promesas políticas han generado.
Si se habla de una catástrofe económica, esto empezó con la comunicación política del gobierno panista, que hoyh ve sus excesos y trata de refrenar, de cara a las elecciones de julio.
Pero ya existe el hartazgo y los líderes populares repuntan en las encuestas ante la desesperación de los derechistas, quienes ya no tienen el apoyo irrestricto del capital, que ha empezado a fugarse masivamente a otros países. La debacle panista es un hecho. Son ineptos para gobernar.

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.