lunes, diciembre 01, 2014

Segundo Aniversario de la Farsa

Enrique Peña Nieto, se desliza vertiginosamente en la aprobación y su imagen está bastante marchita ante toda la Opinión Pública Nacional e Internacional.

Ayotzinapa Somos Todos, quiso decir cínicamente en su discurso de las Diez Mentiras. Nadie le creyó y además, siguió levantando la indignación de la gente. Esto lo dijo con el afán de atraer el discurso de la oposición que exige su renuncia. Pero el pueblo ya está cansado de tanta mentira.

Por ejemplo, el hecho de que ponga a su mujer delante de él para explicar lo de la Casa Blanca, que es a todas luces un mecanismo de lavado de dinero en el que la empresa HIGA participa en todas las licitaciones cuantiosas, inflando seguramente sus estimaciones con nóminas de trabajadores falsas, sobreprecio en materiales y servicios y otros cochupos, para obtener una utilidad ilícita que repartiría con Peña y secuaces a través de fraudes contables y fiscales en los que normalmente participan las cónyuges de los rateros. No es nuevo este esquema de corrupción y es muy a la usanza del grupo Atlacomulco.

Un gobierno democrático que sustituyera al de este NarcoEstado, debería revisar a dicha constructora HIGA desde su inicio de operaciones y allí se vería como ha sido uno de los puntales para el financiamiento de la carrera política de Peña, en la que por cierto participó también Televisa, alcahueta de Angélica Rivera desde el inicio de su "carrera artística".

Es claro que en el esquema Televisa - Peña - HIGA  participaron tanto la inteligencia financiera del grupo Atlacomulco y la de Televisa, que tienen un punto de contacto en las personas de Salvi Folch Viadero CFO de la empresa de comunicaciones, conectado con el grupo salinista desde antes que llegara a Televisa y Humberto Catillejos Cervantes, Consejero Jurídico de la Presidencia, quien antes estuvo en Televisa. Este asunto de corrupción no debiera quedar impune a pesar de que el gobierno de Peña cayera.

Es precisamente la impunidad que se otorgó a Calderón y sus secuaces por parte de Peña Nieto, para así tener el aval del PAN en las contrareformas económicas lo que nos tiene ahora en esta Crisis Social y Política, aunque es claro que un gobierno priísta tiene en su código de corrupción el sostener la impunidad, el abuso de poder y el enriquecimiento ilícito como patentes de corzo a cualquier precio y por cualquier medio, incluso asesinando y desapareciendo de manera genocida a jóvenes que protestan justa, digna y valerosamente.

En efecto, la represión instrumentada por el Narcogobierno Priísta de la impunidad y corrupción, sigue el esquema del Calderonismo, habiendo incluso repetido en el puesto a uno de sus principales cerebros, el represor Montealejandro Rubido, que no halla cómo contrarestar el crecimiento explosivo de la protesta popular que se encendió con la indignación producida por el asesinato y desaparición de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

La estrategia de Terrorismo de Estado que hace provocaciones, infiltraciones, actos violentos y detenciones arbitrarias, con la finalidad de provocar miedo en la población para que no manifieste su hartazgo, se ha opuesto a un creciente clamor popular, cada vez más poderoso que exige la renuncia de Peña y no solo eso, sino que de una vez por todas acabe este régimen de corrupción e impunidad.

Además del terror, está la desinformación. Así, el pueblo en general se ve expuesto a distractores, que pretenden que ya no piense ni se haga consciente de la oportunidad que nos da este momento histórico. Tal es el caso del funeral de Chespirito, que representaba a un niño humillado que tenía que resignarse a su abandono y pobreza, como si eso fuera aceptable por un pueblo que ya ha pasado por tanto sometimiento violento. Esta representación en las exequias del histrión, no es más que una burla más al pueblo que se levanta y protesta. Ante esta manipulación, surge la juventud con un espíritu combativo y con nuevos medios de lucha, apoyada por mucha gente pensante, incluso por personas que no habían participado antes en polítca.

Los mexicanos estamos en un momento decisivo en el que con estrategias creativas, podemos hacer crecer una Resistencia Civil Pacífica que nos lleve a transformar a México y retire del poder de una vez por todas a los psicópatas criminales que gobiernan.

miércoles, noviembre 19, 2014

Mentira y Represión


Enrique Peña, ante la debacle de su credibilidad e imagen, con una insoportable vergüenza, acompañado de sus esbirros y aconsejado por quienes le manipulan desde el poder político y económico, ha comenzado a desarrollar dos estrategias:
1.       Restar credibilidad y descalificar los ataques a su gobierno y a los millones de mexicanos que exigimos su renuncia por cobarde, inepto, corrupto e irresponsable.
2.       Comenzar una estrategia represiva basada en amenazas, intimidaciones, provocaciones e infiltraciones de protestas populares, a las que seguramente seguirán más desapariciones y otros crímenes de Estado que continuarán la saga que se inició ya hace 25 años con Salinas.
La organización popular debe seguir enfrentando estos embates y salir victoriosa. Para ello necesitamos cerrar filas en un frente organizado de desobediencia civil pacífica. Ya hemos dado muestra de la efectividad de nuestros golpes y si seguimos, muy pronto podremos disfrutar del anhelado Estado Democrático que todos los mexicanos queremos para vivir en Paz.
Desde el asesinato de Gil y Ovando, pasando por el del Cardenal Posadas, la cultura de la muerte del PRI y luego la de su cómplice en el poder el PAN, empezaron a realizar un genocidio de jóvenes que no ha tenido fin. Ya son más de cien mil personas asesinadas a causa de una estrategia de Estado Terrorista. Acteal, Atenco, Aguas Blancas, Ciudad Juárez, Villas de Salválcar, San Fernando, Creel, Allende, Tlataya, son lugares junto a muchos en donde el Estado Terrorista y sus cómplices ejecutores y financieros, han querido imponer el miedo a toda la población. En este sangriento lapso histórico, millones de mexicanos han tenido que emigrar a los Estados Unidos. Tres fraudes electorales al menos, ataques constantes a la democracia y la libertad de expresión, son acciones que el pueblo mexicano debe tomar en cuenta para el ajuste de cuentas que les haremos seguramente a todos estos criminales psicópatas.
El NarcoEstado terrorista que gobierna este país, en su campaña de aterrorización de la población civil, a fin de que caiga en la desesperanza y acepte el autoritarismo, ha llegado a extremos difíciles de creer.
Por ejemplo, el ministro de educación Emilio Chuayfett que dio carta blanca a la coacción de las Normales Rurales en México, como la de Ayotzinapa, por lo que los estudiantes protestaban, es la misma persona que instrumentó como ministro de gobernación en 1996 la masacre de Acteal, en Chiapas, en la que 45 hombres y mujeres tzotziles perdieron la vida a manos de paramilitares. No debe olvidarse la represión de Atenco en 2006, en la que también hubo pérdidas humanas y la policía violó a mujeres que se manifestaban, estos sucesos fueron por órdenes del entonces gobernador del estado de México y actual presidente de la república, Enrique Peña Nieto. Esto es solamente una pequeña mención de todas las masacres que están ocurriendo en México. El Procurador o Fiscal General, Jesús Murillo Karam es parte de la misma camarilla; en su momento, cuando gobernó el Estado de Hidalgo, cerró la escuela normal equivalente a la de Ayotzinapa en su estado. Esta persona ha mentido cínicamente durante más de 30 días a los padres de los estudiantes desaparecidos y asesinados, con tal de ejercer un control político de daños ante las protestas generalizadas que hasta el día de hoy no paran y crecen.
SON UNA BANDA DE CRIMINALES ASESINOS LAS PERSONAS QUE GOBIERNAN MÉXICO ACTUALMENTE. Le dieron ejemplo y licencia para matar a otros criminales en puestos menores y para encumbrarse en el poder recibieron dinero de todos los carteles del narcotráfico. Con ese dinero pagaron a todos los medios de comunicación que tienen comprados. Los vínculos del PRI en el gobierno con la delincuencia organizada son innegables desde hace muchos años y esto le ha permitido a la mafia en el poder tejer una extensa red de complicidades. Ponen a la ciudadanía en general en el extremo de aceptar extorsiones de todo tipo para poder sobrevivir.
En este momento, estamos generalizando la protesta en México. Con valor y determinación lo hacemos, pues se ha puesto en marcha un movimiento popular creciente en el país en el que ya nada importa. Queremos un legado de libertad para nuestros hijos.   
La campaña de desinformación del gobierno y sus medios ya no nos engaña. Pero debemos generar nuestras propias redes de comunicación política solidaria. Las redes sociales de internet, la participación en foros públicos y nuestra voz en todos los lugares ayudarán a que se desmantele este burdo intento que hacen de sostenerse en el poder. Debemos seguir protestando y tomando cada vez más acciones de resistencia civil pacífica hasta que caigan.

Por lo que toca a generar provocaciones para luego tener el pretexto de reprimir violentamente, debemos dar siempre la cara en las manifestaciones. Somos millones y no debemos tener miedo. 

martes, noviembre 04, 2014

Pasar a la Acción

Dejar de comportarnos como ciudadanos sometidos y pasar a ejercer una ciudadanía proactiva, para enfrentar a un Narcoestado genocida es un imperativo al que ningún mexicano puede ser ajeno. No podemos volver otra vez a la sumisión pasiva.
Actuar en pro de la transformación del país implica no someternos a las autoridades actualmente impuestas por la mafia en el poder.
Nos enfrentamos en los medios de comunicación masiva (periódicos, revistas, radio y televisión)  e incluso en las redes sociales a partidarios duros y pagados por nuestros adversarios, pero también a personas que por miedo obedecen a las directrices de la mafia en el poder. Estas personas de pensamiento autoritario, basan su discurso más en la memorización de lo que la mafia en el poder (autoridades) les han dicho y repetido constantemente mediante su propaganda mediática que en una fuente independiente y objetiva. En estas personas existe una fuerte tendencia a no integrar la información y producir una opinión propia, sino que la aíslan y toman como propias y aceptables las opiniones de los portavoces del régimen autoritario. El miedo que han asimilado debido a la propaganda de los hechos sangrientos hace que crean que lo mejor es que haya una autoridad fuerte que se imponga y gobierne (Altmeyer, 2004).
Tanto el fusilamiento de civiles desarmados en Tlataya como la actuación de los policías de Iguala en la desaparición forzada de los estudiantes normalistas, a quienes agredieron con furia homicida, hace ver que las personas que tienen una asignación en los cuerpos de seguridad, pasan de ser sujetos que favorecen por miedo a un gobierno represivo, a constituirse en perpetradores voluntarios (Goldhagen, 1996). Vienen a ser parte de una institución de matanza genocida, que encabeza el jefe del Ejecutivo Federal, quien representa a la mafia en el poder. Esto es algo que todos los militantes de Morena debemos transmitir a la Opinión Pública Nacional e Internacional.
El Narcoestado mexicano decretó de facto la violencia de todos los cuerpos represores contra los jóvenes. El genocidio es patente. Debemos convencer a la mayor cantidad de personas posible, que deben alejarse de una posición autoritaria que apruebe a un Estado genocida que mata jóvenes. Esto implica exorcizar el miedo en las personas que tienen pensamiento autoritario como resultado de la propaganda política de la mafia en el poder. Es importante repetirles que dicha actitud la tienen por miedo.
Es importante también instilarles esperanza, que dejen de ver a un México como un país violento y sin esperanza, que con Morena podemos cambiar al país, si ellos se suman a nosotros. Debemos incluir a las personas que se alejan del miedo causado por el Narcoestado genocida.
Debemos hacerles ver y creer que nosotros no somos violentos ni peligrosos y demostrarles cómo la mafia en el poder ha generado grupos de paramilitares genocidas que siempre aparecen con ligas con el Narcoestado o mafia en el poder.
Pero pasar a la acción, más allá de convencer a posibles votantes de manera propagandística, puede ser mucho más efectivo. La cuestión está en qué podemos hacer los militantes de Morena para que por medio de nuestras acciones de resistencia civil pacífica, sigamos ganando adeptos.

Referencias
Altmeyer, R. (2004). The other “Authoritarian Personality”. En Jost, J. y Sidanius, J. (2004). Political Psychology. New York, Psychology Press.

Goldhagen, D. (1996). Los Verdugos Voluntarios de Hitler. Madrid, Taurus, 2003. 

lunes, octubre 27, 2014

Carta de Martí Batres a César Camacho sobre Acusaciones a AMLO

Dr. César Camacho Quiroz
Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI
Presente
Dice el filósofo alemán Federico Nietzsche que “nada cambia, sólo se convierte en lo que ya era” y el partido que usted dirige es la prueba inequívoca de la solidez de esta afirmación. Luego de 85 años de su fundación su partido conserva sus rasgos endémicos: el uso de la represión y la persecución criminal contra sus opositores.
Entre el PRI de Díaz Ordaz y el PRI de Peña Nieto no hay diferencia. En 1968 el gobierno mató a los estudiantes y luego metió a la cárcel a sus dirigentes. Los asesinos quedaron libres. En el 2006, el gobernador del estado de México mandó a la policía a reprimir y violar a las mujeres de Atenco. Dos menores fueron asesinados. A la cárcel fueron a dar los dirigentes del pueblo y no los asesinos.
Ahora, el gobierno del PRI pretende vincular a las víctimas y a los opositores del régimen con grupos delincuenciales mientras protege en los hechos a los autores materiales e intelectuales de ese horrendo crimen ocurrido en Iguala contra los normalistas de Ayotzinapa. Es verdaderamente inadmisible la práctica de criminalizar a víctimas y opositores.
Pedir, como usted lo hace, que Andrés Manuel López Obrador sea citado a declarar sobre el tema de José Luis Abarca lo interpreto como un acto de encubrimiento para evitar la ubicación de los verdaderos responsables, o en el mejor de los casos, de desesperación e impotencia por la incapacidad de su gobierno de dar respuestas satisfactorias a los familiares de los 43 jóvenes estudiantes de la Normal de Ayotzinapa que permanecen desaparecidos.
Sus declaraciones resultan aún más ridículas tomando en cuenta que vienen de un doctor en derecho. López Obrador no cuenta con un aparato policiaco y de inteligencia como sí lo tiene Enrique Peña Nieto, quien a pesar de todo eso y de su responsabilidad como Presidente aparece retratado amistosamente con José Luis Abarca. ¿De verdad ni el Cisen, ni la PGR, ni la Policía Federal alertan a Peña Nieto sobre los personajes con los que se reúne?, ¿De verdad todo el aparato del Estado no le dota de información a Peña Nieto sobre los gobernantes y políticos ligados al narcotráfico?, ¿De verdad tenemos un gobierno tan endeble?, ¿De verdad Abarca actuó durante tanto tiempo sin que los aparatos de inteligencia del Estado lo supieran?
Estamos ante un caso de tremenda incapacidad o de plano, de abierta complicidad.
Usted dice que AMLO no actuó contra Abarca aunque le dieron un documento. Pero quien no actuó fue el Procurador General de la República, quien tenía facultades y atribuciones para hacerlo.
Dice el dicho que el león cree que todos son de su condición, y usted cree que todos los candidatos a la presidencia de la república impusieron al resto de los candidatos de su partido, como hizo Enrique Peña Nieto en el PRI. En su caso, López Obrador no decidió ninguna candidatura del PRD. Ni designó a Abarca ni lo podía quitar.
La nota del Reforma y su histeria declarativa son resultado, en realidad, del enorme éxito de MORENA y del estrepitoso fracaso de EPN.
Por lo demás, la autoridad moral de su partido para hacer tales aseveraciones es nula. De hecho, el grupo “Guerreros Unidos” está diseñado con base en el modelo de “Los Halcones” y otros grupos paramilitares usados en numerosas matanzas realizadas por gobiernos del PRI, como las de Tlatelolco, 10 de junio, Acteal, Aguas Blancas, El Charco, El Bosque y muchas otras.
Ahora bien, si se trata de apoyarse en informaciones periodísticas lo invito a que declaren usted y Enrique Peña Nieto acerca de las revelaciones hechas por diversas publicaciones sobre el lavado de dinero del cártel de los Beltrán Leyva en la empresa financiera Monex, misma utilizada por el PRI para la triangulación de recursos a su campaña.
Para terminar le recuerdo que el tema de fondo no son sus desgracias políticas sino la aparición con vida de los 43 estudiantes desaparecidos y esa es una responsabilidad ineludible del gobierno que aún encabeza su partido. El gobierno de Peña Nieto no podrá tapar el sol con un spot o con un escándalo. La sociedad quiere a los muchachos con vida, con sus familiares y en su escuela.
Martí Batres Guadarrama
Presidente del CEN de Morena

domingo, octubre 26, 2014

ACCIONES CONSTANTES DE RESISTENCIA CIVIL



El gobierno federal trata a toda costa de evitar que la figura presidencial sea tocada por la opinión pública. Está tratando de “bajar” a otro nivel la protesta. Sin embargo, la opinión pública internacional ya se enfocó en #EPN
La Opinión Pública Internacional tiene muy claro que los mexicanos queremos un cambio de régimen. Este cambio implica que #EPN renuncie cuento antes, pues la violencia es gestada desde una estrategia que parte de la cúpula en el poder en México, que consiste en aterrorizar a la población para luego imponer a un #narcoestado genocida represivo que ha matado desde hace 10 años a más de 100,000 jóvenes,
Debemos tomar acciones ciudadanas como:
  1. No pagar impuestos federales ni créditos a los bancos, no usar tarjetas de crédito y usar en lo posible el efectivo y trueque. Con ello dejaremos de financiar al #narcoestado.
  2. No comprar en los supermercados ni en las tiendas de conveniencia, sino en los tianguis y en otros establecimientos de la economía informal. Con ello fortaleceremos la economía popular y haremos que los precios de básicos bajen además de generar animadversión contra #EPN por parte de las cadenas de autoservicio.
  3. No comprar autos nuevos  ni artículos de consumo duradero. Hacerlo contribuirá a que las empresas trasnacionales hagan de #EPN un ser desechable.
  4. No ver programas, películas, ni eventos de #Televisa ni #TVAzteca ni comprar a sus anunciantes, para que se debiliten y puedan influir menos en la psicología de las masas.
  5. Salir a las protestas sin miedo, con pancartas y mensajes creativos. Conocer nuevas personas que están en la lucha y agregarlas a nuestros contactos.
  6. Ser activo en las redes sociales con mensajes y RT en contra de #EPN y el gobierno federal,
  7. Dar a conocer a nuestros amigos extranjeros y a los medios de comunicación nacionales e internacionales nuestras denuncias e inconformidad contra el #narcoestado encabezado por Enrique Peña Nieto.
  8. No hacer donaciones a #Teletón, sino más bien a organizaciones independientes de la defensa de los derechos humanos y directamente a los estudiantes en protesta.
  9. Que todos los ciudadanos tomemos acciones y las difundamos a todos los demás. Debemos ser solidarios con las acciones ciudadanas en contra del #narcoestado

Participar activamente en un partido político y exigir un lugar como ciudadano en él, así como la salida de mafiosos del sistema de partidos. Exigir a los partidos políticos una conducta honesta pasa también por no votar por aquellos que han traicionado sus principios y a la población. 

No podemos seguir favoreciendo la falsedad. Debemos actuar con el mismo valor que tuvieron todos los jóvenes asesinados por el #narcoestado genocida. 

miércoles, octubre 08, 2014

Propaganda Política

La propaganda en la política pudiera ser definida como la actividad que utiliza herramientas psicológicas para hacer algo creíble sin importar si es correcto, aprovechando determinada simbología  para influenciar a la masa. La propaganda en muchas ocasiones se acompaña de la fuerza; por medio de ella, se somete a la masa a determinadas creencias. Hanna Arendt (1951) explicaba que la propaganda es parte inevitable de una guerra psicológica y que se usa para lograr que la población instale en su imaginario determinada creencia.

“...allí donde el totalitarismo posee un control absoluto sustituye a la propaganda con el adoctrinamiento y utiliza la violencia, no tanto para asustar al pueblo (esto sólo lo hace en las fases iniciales, cuando todavía existe una oposición política) como para realizar constantemente sus doctrinas ideológicas y sus mentiras prácticas (Arendt, 1951: 425)”.

El uso de la propaganda para posicionar a un líder político es hoy en día frecuente; el líder trata de “venderse” al votante, incluso mal informando o desinformando, al utilizar excesivamente los medios de comunicación a su alcance. Simula ser una persona con las características que el votante desea, de acuerdo a las encuestas previamente realizadas. Así, las personas con dotes histriónicas, pueden ser elegidas como candidatos y luego gobernantes.

Con la propaganda, se intenta presentar al público una determinada imagen del líder que deberá ubicarle dentro de su imaginario de manera concordante a sus anhelos, tanto inmediatos como más sentidos. Para ilustrar lo grave que puede llegar a ser esta perversión de la comunicación política en aras de conseguir el poder, puede consignarse que en una investigación histórica donde se asigna responsabilidad a la población alemana aria en el Holocausto, Goldhagen (1996) sostiene que muchas personas tenían creencias arraigadas culturalmente, rumores, que pudieran haberse considerado absurdas acerca de los judíos y que fueron aprovechadas por los nazis en intensos esfuerzos propagandísticos.

Cuando alguien desea instalarse en el poder para favorecer a fines particulares o de un grupo elitista, pueden existir fórmulas para generar en el electorado la necesidad política de un líder  con determinadas características. Se ha observado que producir en la población un estado de terror que permita la ascensión de un líder autoritario es una de las acciones más comunes que la mercadotecnia política utiliza, y se convierte en una herramienta del liderazgo sociopático (Altemeyer, 1996).

Cuando emitimos un mensaje, debemos cuestionarnos lo que queremos lograr en la persona que lo lea. Es decir, si este cumple con nuestro objetivo primordial de concientizar de la necesidad de que el receptor se convierta en protagonista del cambio verdadero o al menos ejerza su derecho al voto en favor de MORENA. Por ejemplo, un ataque envidioso en contra de algún miembro de la clase política, no siempre va a conseguir empatía en los receptores. Si se dice que Peña Nieto es un Traidor a la Patria, esto constituye una verdad política, pero si a ello se le agrega un insulto personal o una burla a alguno de sus familiares, esto ya no producirá una reacción favorable en muchos de los receptores que están dudosos de militar o votar por MORENA. Hay que pensar lo que se dice, si bien es cierto que las redes sociales y las manifestaciones en la plaza pública, en el ejercicio de nuestro derecho Constitucional de Expresión, nos funcionan como catarsis, como forma de “sacar” el coraje que nos da estar gobernados.
En su libro “Nuestro Lado Oscuro”, Elisabeth Roudinesco (2007), se refiere a las conductas de perversidad que la nobleza francesa realizaba poco antes de 1789, dice que
“Orgías, blasfemias, especulación económica, derroche y desenfreno, gusto por el látigo y la transgresión: todas estas prácticas contribuían a poner ampliamente en tela de juicio los valores de la tradición, a los que se oponían el deseo de esplendores instantáneos. Así, fascinada por sus placeres más excesivos, la aristocracia estaba socavada por la inminencia de su propio fin”.

La oligarquía que gobierna México padece la misma perversión. Se encuentra debilitada moralmente y eso la puede hacer vulnerable a nuestros ataques mediáticos. Ellos han sido educados en la creencia de que pertenecen no a una clase, sino a una especie superior y tratan de educarnos para que nos sintamos inferiores. 

miércoles, octubre 01, 2014

Mensajes Politicos Eficaces contra la Oligarquía

Cuando emitimos un mensaje, debemos cuestionarnos lo que queremos lograr en la persona que lo lea. Es decir, si este cumple con nuestro objetivo primordial de concientizar de la necesidad de que el receptor se convierta en protagonista del cambio verdadero o al menos ejerza su derecho al voto en favor de MORENA. Por ejemplo, un ataque envidioso en contra de algún miembro de la clase política, no siempre va a conseguir empatía en los receptores. Si se dice que Peña Nieto es un Traidor a la Patria, esto constituye una verdad política, pero si a ello se le agrega un insulto personal o una burla a alguno de sus familiares, esto ya no producirá una reacción favorable en muchos de los receptores que están dudosos de militar o votar por MORENA. Hay que pensar lo que se dice, si bien es cierto que las redes sociales y las manifestaciones en la plaza pública, en el ejercicio de nuestro derecho Constitucional de Expresión, nos funcionan como catarsis, como forma de “sacar” el coraje que nos da estar gobernados.
En su libro “Nuestro Lado Oscuro”, Elisabeth Roudinesco (2007), se refiere a las conductas de perversidad que la nobleza francesa realizaba poco antes de 1789, dice que
“Orgías, blasfemias, especulación económica, derroche y desenfreno, gusto por el látigo y la transgresión: todas estas prácticas contribuían a poner ampliamente en tela de juicio los valores de la tradición, a los que se oponían el deseo de esplendores instantáneos. Así, fascinada por sus placeres más excesivos, la aristocracia estaba socavada por la inminencia de su propio fin”.

La oligarquía que gobierna México padece la misma perversión. Se encuentra debilitada moralmente y eso la puede hacer vulnerable a nuestros ataques mediáticos. Ellos han sido educados en la creencia de que pertenecen no a una clase, sino a una especie superior y tratan de educarnos para que nos sintamos inferiores. 

miércoles, septiembre 17, 2014

Comunicación y Psicología Política de la Resistencia Civil Pacífica contra el Estado Agresor




El Estado, como un ente agresor, hace un esfuerzo por aterrorizar a la población y así justificar la presencia del ejército y otros cuerpos represores o más bien agresores, en las calles. Esto obedece al miedo que siente la oligarquía en el poder de una respuesta popular ante tanta explotación y también a la concepción que se tiene de que solamente se le puede arrancar a la gente trabajadora una mayor utilidad económica por medio de la violencia.
El Estado es un instrumento de la clase oligárquica que pretende disponer para sí de todos los recursos productivos. Esta acción voraz y agresiva genera en la sociedad cada vez mayor  desesperanza, decepción, desempleo, falta de oportunidades. Además, las expectativas que vende el sistema socioeconómico en los medios masivos de comunicación no corresponden a la realidad. Entre los ideales que se forman y los logros que se pueden alcanzar hay una gran brecha que tiene que llenarse. Muchos jóvenes se pasan a la delincuencia por eso. Entonces, quien propicia el ensanchamiento de esta brecha, el Estado Agresor, es quien debe ser combatido y rechazado de nuestros hogares. La agresión del Estado provoca crisis en nuestras familias que se ven amenazadas por la desintegración, la agresión, la violencia y la deserción escolar, las adicciones y la delincuencia.
No hacer nada le da licencia al Estado Agresor para seguir jodiendo al pueblo. Debemos oponernos de manera persistente. Debemos recordar que vivimos una problemática social en la que el Estado, quien recibe un mandato de la oligarquía nacional e internacional, agrede constantemente al pueblo. La noción de un Estado represor es equivocada, pues no es el pueblo el que inicia la agresión, sino por el contrario, el Estado agrede al pueblo con sus actos económicos y terroristas para generar miedo y extraerle ganancias que depositará en las cuentas de los grandes capitalistas.
Que el pueblo esté plenamente consciente de la existencia de esta clase de Estado agresivo que obedece a una oligarquía voraz y que lo sienta así en su sobrevivencia diaria, es un conocimiento muy importante para la Paz, ya que permite al pueblo procesar la agresión que sufre y buscar entre su gente a líderes verdaderos con los que se identifique.
De esta forma, la Resistencia Civil Pacífica es un mecanismo de defensa en todos los sentidos, que permite al pueblo sobrevivir y mantener vivo el espíritu del Cambio Verdadero.
En su ejercicio de comunicación política, el Estado Agresor y la derecha acusarán a esta resistencia civil de violenta. Pero no hay que olvidar, que como siempre ellos ya estarán fraguando un acto violento que provoque miedo en el imaginario colectivo para que así justifiquen la represión. Ellos van en esa ruta y por eso la comunicación política de la Resistencia Civil también debe estar orientada a conjurar esos miedos y a develar las intenciones violentas que la historia siempre ha señalado su origen en los conservadores.
En este documento se propone aprovechar las herramientas que nos dan la Comunicación y la Psicología Política para educar, informar y empoderar, pero antes de ello, debemos pasar de un simple estado de sobrevivencia popular a la toma de acciones. Esto se logra mediante la Resistencia Civil Pacífica, que debe ser una actitud cotidiana de los militantes de MORENA.

La Resistencia Civil Pacífica es un mecanismo de defensa popular, colectivo. Pero resistencia no es de ninguna manera pasividad. Ser pacífico para resistir implica ser proactivo para lograr que el Estado se paralice en su agresión contra el pueblo.

miércoles, septiembre 10, 2014

Siempre en la izquierda

Desde adolescente me ha gustado la causa de la izquierda. Es lo que me parece honesto y justo. Lo que me hace enfrentar muchos paradigmas transgeneracionales estigmaticos para mi familia. Es lo que me hace tener esperanza en la felicidad de todos.
Tal vez asi he perdido cosas y olortunidades de poder. Hasta pareciera tonto ante muchos. Pero me parece justo apoyar a los que estan abajo  y a la izquierda.
Perder y seguir dispuesto a seguir. Mantener el espíritu rebelde.

Capacitación en Comunicación y Psicología Política

¿Por qué conocer de Comunicación y Psicología Política?

La educación política del pueblo es fundamental para el logro del poder popular. El sistema neoliberal basa su hegemonía en un triángulo perverso formado por la deseducación, la desinformación y el abuso de poder. La manera de romperlo es con los debidos conocimientos y destrezas para el análisis de los discursos con los que se nos pretende desinformar y para la apropiación de un discurso que permita el convencimiento de las masas para que se adhieran a nuestro Movimiento. 

miércoles, agosto 13, 2014

Acelerar Reforma Energética

En el mensaje de promulgación de la Reforma Enérgitica quedó claro que el Enrique Peña quiere "acelerar" la recepción de inversiones extranjeras y nacionales hacia la economía de le energía.

¿Por qué la prisa?

Pues porque la aprobación del gobierno está por los suelos debido al nulo crecimiento económico.

viernes, mayo 23, 2014

Lenguaje de la Clase Política

La clase política mexicana tiene un lenguaje propio. Es una de las formas de diferenciarlos del resto de la población. De hecho es su estrategia de hacerse aparte del pueblo.

Por ejemplo, cuando requieren de recursos financieros federales, hablan de "bajar el recurso". Esto significa que están esperando que el sátrapa en turno que ocupa la presidencia y su esbirro el secretario de hacienda asignen una partida presupuestal y hagan un depósito en la cuenta del burócrata que lo solicita.

"Te voy a bajar recursos" es una promesa de corrupción". Es decir, se ofrece dinero público a cambio de un favor político.

El dinero que se "baja", puede "bajar" hasta la población, en el caso de programas asistenciales. Allí se ve donde tiene colocado al pueblo en su imaginario el político: en la parte más baja de la escala social y económica. El político no se concibe entonces como un servidor o un mandatario - que recibe mandato - sino que se imagina encumbrado. La escalera por la que "bajan los recursos" viene a ser una representación de la ya arcaica pirámide social mexicana.

viernes, abril 11, 2014

El fin de su tarea es el inicio de la nuestra

Lo mas dramatico de la caida de un templo es cuando sus constructores colocan la última piedra. Es ahi donde estarán mas indefensos y sorprendidos cuando se les ataque.
Tirar su estructura implica que nos propongamos a destruir sus cimientos. 

Sus fundamentos son las mentiras. 

Formar una red

Formar una red social de comunicación politica contra el régimen que nos gobierna en México es una estrategia que puede facilitar nuestra lucha.

En primer  lugar, hay que aprovechar lo que ya existe. Es decir, que los usuarios interconectados en Twitter  demos RT de forma compulsiva a todos los hashtags que esten en contra del regimen. Luego iremos adquiriendo orden y liderazgo. Lo importante en este momento es que los seguidores, que funcionan como nodos en una red, crezcan.
Por otra parte, hay que realizar comunicación inmediata en Twitter y Facebook de todos los actos represivos.  Es muy importante darle prioridad a todos aquellas acciones represivas que sean filmadas.

Denmascararlos

El político mexicano tienede a ser deshonesto y a imitar comportamientos sociopáticos. Su código de conducta en general es imitado. Quienes llegan a encumbrarse solamente son aquellos que sí tienen plenos rasgos de sociópata. Son los que se asocian en la cúspide con empresarios sin escrúpulos y delincuentes.

Quienes hoy están en el poder, son personas sin sentimientos de culpa pero sí de vergüenza. Evidenciar su vergüenza los debilita.

Una tarea de la Psicología Política debiera ser diferenciar entre los distintos grados de narcisismo y etiquetar plenamente a los que a sus rasgos narcisistas unen los sociopáticos, pues hacía ellos debiera estar dirigido el ataque de una rebelión.

Sí, estoy hablando ya de la utilización de la psicología política para la rebelión popular. Pareciera alejado de la ética, pero estamos frente a un enemigo que ya nos ha fastidiado demasiado durante los últimos 30 años. Son un grupo de psicópatas, encabezados por uno- Carlos Salinas- que de adolescente mató a la mujer que le cuidaba - qué mejor prueba de ser psicópata que quedar impune de un crimen sangriento en la adolescencia -. Se han formado en escuelas superiores de la Ivy League, pero sobre todo, se les ha educado en la escuela de la impunidad.

Una emoción que no aparentan sentir pero que en verdad les afecta es la vergüenza, pues no soportan ser puestos en evidencia. Una cosa es que no se sientan culpables de sus nefastas conductas y otra es que cuando se les descubre como lo que son, tiendan a perder el control. Por eso quisieran la censura en internet.

Hay que ponerlos en evidencia. Todos unidos debemos participar en ello.

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.