jueves, abril 22, 2010

Llegó borracho el borracho

La revista Contralínea ha hecho saber, en nota de Mayela Sánchez, que "tan sólo 14 entidades del gobierno federal -incluida la Presidencia de la República- gastaron casi 4 millones de pesos en bebidas alcohólicas desde que Calderón asumió la titularidad del Poder Ejecutivo. Las dependencias argumentan que 'es necesario organizar eventos sociales'; sin embargo, en muchos casos la compra fue hecha a petición expresa de un funcionario; en otros, nunca se justificó el motivo de la adquisición". La revista dirigida por Miguel Badillo y recientemente vuelta a asaltar en términos amenazantes, puntualiza que "de enero de 2007 a noviembre del año pasado, la oficina de la Presidencia desembolsó 685 mil 837 pesos en alcohol. El producto más socorrido fue el tequila, del que se adquirieron 999 botellas de las marcas Don Julio y José Cuervo Reserva de la Familia, cuyo costo es de 865 pesos por botella". ¡Salud! (citado por Julio Hernández, La Jormada 21-04-10).

Invitar a comer y a beber a un crítico pudiera interpretarse como un acto de humildad. Pero también como una reacción impulsiva, de patología narcisista, de alguien que se ha sentido herido en su ego, al ser nombrado "ingenuo". Cantar al último de las copas "´Llegó borracho el borracho", de J. A. Jiménez, es algo que no tiene desperdicio para conocer el perfil psicológico de quin nos gobierna,

En este momento, al ver que la opinión pública sabe que la "guerra" no se ganará y que solamente fue un pretexto para gobernar arbitrariamente, el ego del político está herido, sus reacciones son cada vez más erráticas y no obstante, en lunes organiza una comida con licor a costillas del pueblo. Cada vez se parece más a Victoriano Huerta.

lunes, abril 19, 2010

Las percepciones

Calderón debió haber pensado la imagen que crearía en el exterior si declaraba una "guerra", si hacía que las fuerzas armadas salieran a las calles, si provocaba una lucha entre los carteles de la droga. Su obsesión por legitimarse generó la mala percepción y no lo que pueda decir cualquier persona sobre México. 

La imagen que un Estado proyecta ante otro, por ejemplo el mundo desarrollado, empezando por Estados Unidos, depende de tres dimensiones (Hermann y Fischkerkeller, citados por Bilali, 2010):  la compatibilidad de metas con el Estado que lo juzga, la medición de la fuerzxa relativa quye tienen entre sí y la evaluación del estado cultural que se tiene. Existen dos imágenes apropiadas que el Estado mexicano tien actualmente, la de ser un Estado Bérbaro, y la de un Estado dependiente, en ambos casos representa un Estado Fallido. Lo de ser un pais violento, pasa a un segundo término en lo que se refiere a los intereses de otros estados. Lo importante para ellos es la percepción que se tiene de México como país dependiente y bárbaro, al que s ele pueden imponer decisiones. Si a esto se agrega un gobierno sumiso, que se percibe ilegítimo, el Estado Mexicano está en riesgo de caer más bajo en la subordinación hacia los Estados Unidos.  

Esa es la verdadera imagen que proyecta Calderón. Cuando él declara que alguien habla mal de México, en realidad manifiesta su preocupación por todo el daño que le ha causado a la imagen que de por sí debíl tenía el Estado Mexicano.}

jueves, abril 15, 2010


CADA VEZ CRECE MÁS LA CERTEZA POPULAR, SOBRE TODO EN LOS LUGARES DE MÁS VIOLENCIA, DE QUE MUCHOS DE LOS JÓVENES ASESINADOS SON PRODUCTO DE UNA LABOR GENOCIDA DE LA SEGURIDAD PÚBLICA FEDERAL. 


EL CASO DEL TEC DE MONTERREY ES ILUSTRATIVO. PERO HAY YA MUCHAS EVIDENCIAS. 

sábado, abril 10, 2010

HABLAR BIEN DE MÉXICO: CONTRADICCIÓN

Calderón quiere que todos los mexicanos hablen bien de él, no de México.

Se contradice. ¿Quién fue el primero que dijo que había una "guerra" en México, fotografiándose junto con su finado Mouriño en una parada militar? luego, con el ejército en las calles, pretende que la opinión pública internacional piense que no pasa nada grave en México.

En el extranjero, sobre todo en Estados Unidos, la imagen de un México violento es consecuencia de la campaña bélica que, pretendiendo legitimarse, inició Calderón, nadie más habla peor de México y por ende, ya que sus publicists lo quieren identificar con el país, que el mismo. Es su propio enemigo, está en una fase depresiva derivada del incumplimiento de sus delirios narcisistas.

martes, abril 06, 2010

Credibilidad

El Mayo Zambada, al parecer, tiene mayor credibilidad que Calderón. Julio Scherer hace aparecer a Zambada como un hombre de palabara, que tiene la imagen de ser un hombre de campo que cumple lo que ofrece. Todo lo que dijo el narcotraficante fue preparado cuidadosamente para torpedear la credibilidad de Calderón, lo cual no es difícil, por cierto.

El gobierno de Calderón ya no es creíble, si en la opinión pública puede ser superado por un capo, que más bien es un jefe menor a las órdenes de la verdadera delincuencia organizada: la clase política.

El naufragio del gobierno panista persiste. Ahora la credibilidad empieza de nuevo una carrera descendente, por más que hayan gastado en propaganda política. De esto se aprovechan fundamentalmente quienes se encuentran apuntalando la credibilidad, que será difícil de sostener, del futuro candidato priísta a la presidencia¨: Peña Nieto.

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.