lunes, octubre 27, 2014

Carta de Martí Batres a César Camacho sobre Acusaciones a AMLO

Dr. César Camacho Quiroz
Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI
Presente
Dice el filósofo alemán Federico Nietzsche que “nada cambia, sólo se convierte en lo que ya era” y el partido que usted dirige es la prueba inequívoca de la solidez de esta afirmación. Luego de 85 años de su fundación su partido conserva sus rasgos endémicos: el uso de la represión y la persecución criminal contra sus opositores.
Entre el PRI de Díaz Ordaz y el PRI de Peña Nieto no hay diferencia. En 1968 el gobierno mató a los estudiantes y luego metió a la cárcel a sus dirigentes. Los asesinos quedaron libres. En el 2006, el gobernador del estado de México mandó a la policía a reprimir y violar a las mujeres de Atenco. Dos menores fueron asesinados. A la cárcel fueron a dar los dirigentes del pueblo y no los asesinos.
Ahora, el gobierno del PRI pretende vincular a las víctimas y a los opositores del régimen con grupos delincuenciales mientras protege en los hechos a los autores materiales e intelectuales de ese horrendo crimen ocurrido en Iguala contra los normalistas de Ayotzinapa. Es verdaderamente inadmisible la práctica de criminalizar a víctimas y opositores.
Pedir, como usted lo hace, que Andrés Manuel López Obrador sea citado a declarar sobre el tema de José Luis Abarca lo interpreto como un acto de encubrimiento para evitar la ubicación de los verdaderos responsables, o en el mejor de los casos, de desesperación e impotencia por la incapacidad de su gobierno de dar respuestas satisfactorias a los familiares de los 43 jóvenes estudiantes de la Normal de Ayotzinapa que permanecen desaparecidos.
Sus declaraciones resultan aún más ridículas tomando en cuenta que vienen de un doctor en derecho. López Obrador no cuenta con un aparato policiaco y de inteligencia como sí lo tiene Enrique Peña Nieto, quien a pesar de todo eso y de su responsabilidad como Presidente aparece retratado amistosamente con José Luis Abarca. ¿De verdad ni el Cisen, ni la PGR, ni la Policía Federal alertan a Peña Nieto sobre los personajes con los que se reúne?, ¿De verdad todo el aparato del Estado no le dota de información a Peña Nieto sobre los gobernantes y políticos ligados al narcotráfico?, ¿De verdad tenemos un gobierno tan endeble?, ¿De verdad Abarca actuó durante tanto tiempo sin que los aparatos de inteligencia del Estado lo supieran?
Estamos ante un caso de tremenda incapacidad o de plano, de abierta complicidad.
Usted dice que AMLO no actuó contra Abarca aunque le dieron un documento. Pero quien no actuó fue el Procurador General de la República, quien tenía facultades y atribuciones para hacerlo.
Dice el dicho que el león cree que todos son de su condición, y usted cree que todos los candidatos a la presidencia de la república impusieron al resto de los candidatos de su partido, como hizo Enrique Peña Nieto en el PRI. En su caso, López Obrador no decidió ninguna candidatura del PRD. Ni designó a Abarca ni lo podía quitar.
La nota del Reforma y su histeria declarativa son resultado, en realidad, del enorme éxito de MORENA y del estrepitoso fracaso de EPN.
Por lo demás, la autoridad moral de su partido para hacer tales aseveraciones es nula. De hecho, el grupo “Guerreros Unidos” está diseñado con base en el modelo de “Los Halcones” y otros grupos paramilitares usados en numerosas matanzas realizadas por gobiernos del PRI, como las de Tlatelolco, 10 de junio, Acteal, Aguas Blancas, El Charco, El Bosque y muchas otras.
Ahora bien, si se trata de apoyarse en informaciones periodísticas lo invito a que declaren usted y Enrique Peña Nieto acerca de las revelaciones hechas por diversas publicaciones sobre el lavado de dinero del cártel de los Beltrán Leyva en la empresa financiera Monex, misma utilizada por el PRI para la triangulación de recursos a su campaña.
Para terminar le recuerdo que el tema de fondo no son sus desgracias políticas sino la aparición con vida de los 43 estudiantes desaparecidos y esa es una responsabilidad ineludible del gobierno que aún encabeza su partido. El gobierno de Peña Nieto no podrá tapar el sol con un spot o con un escándalo. La sociedad quiere a los muchachos con vida, con sus familiares y en su escuela.
Martí Batres Guadarrama
Presidente del CEN de Morena

domingo, octubre 26, 2014

ACCIONES CONSTANTES DE RESISTENCIA CIVIL



El gobierno federal trata a toda costa de evitar que la figura presidencial sea tocada por la opinión pública. Está tratando de “bajar” a otro nivel la protesta. Sin embargo, la opinión pública internacional ya se enfocó en #EPN
La Opinión Pública Internacional tiene muy claro que los mexicanos queremos un cambio de régimen. Este cambio implica que #EPN renuncie cuento antes, pues la violencia es gestada desde una estrategia que parte de la cúpula en el poder en México, que consiste en aterrorizar a la población para luego imponer a un #narcoestado genocida represivo que ha matado desde hace 10 años a más de 100,000 jóvenes,
Debemos tomar acciones ciudadanas como:
  1. No pagar impuestos federales ni créditos a los bancos, no usar tarjetas de crédito y usar en lo posible el efectivo y trueque. Con ello dejaremos de financiar al #narcoestado.
  2. No comprar en los supermercados ni en las tiendas de conveniencia, sino en los tianguis y en otros establecimientos de la economía informal. Con ello fortaleceremos la economía popular y haremos que los precios de básicos bajen además de generar animadversión contra #EPN por parte de las cadenas de autoservicio.
  3. No comprar autos nuevos  ni artículos de consumo duradero. Hacerlo contribuirá a que las empresas trasnacionales hagan de #EPN un ser desechable.
  4. No ver programas, películas, ni eventos de #Televisa ni #TVAzteca ni comprar a sus anunciantes, para que se debiliten y puedan influir menos en la psicología de las masas.
  5. Salir a las protestas sin miedo, con pancartas y mensajes creativos. Conocer nuevas personas que están en la lucha y agregarlas a nuestros contactos.
  6. Ser activo en las redes sociales con mensajes y RT en contra de #EPN y el gobierno federal,
  7. Dar a conocer a nuestros amigos extranjeros y a los medios de comunicación nacionales e internacionales nuestras denuncias e inconformidad contra el #narcoestado encabezado por Enrique Peña Nieto.
  8. No hacer donaciones a #Teletón, sino más bien a organizaciones independientes de la defensa de los derechos humanos y directamente a los estudiantes en protesta.
  9. Que todos los ciudadanos tomemos acciones y las difundamos a todos los demás. Debemos ser solidarios con las acciones ciudadanas en contra del #narcoestado

Participar activamente en un partido político y exigir un lugar como ciudadano en él, así como la salida de mafiosos del sistema de partidos. Exigir a los partidos políticos una conducta honesta pasa también por no votar por aquellos que han traicionado sus principios y a la población. 

No podemos seguir favoreciendo la falsedad. Debemos actuar con el mismo valor que tuvieron todos los jóvenes asesinados por el #narcoestado genocida. 

miércoles, octubre 08, 2014

Propaganda Política

La propaganda en la política pudiera ser definida como la actividad que utiliza herramientas psicológicas para hacer algo creíble sin importar si es correcto, aprovechando determinada simbología  para influenciar a la masa. La propaganda en muchas ocasiones se acompaña de la fuerza; por medio de ella, se somete a la masa a determinadas creencias. Hanna Arendt (1951) explicaba que la propaganda es parte inevitable de una guerra psicológica y que se usa para lograr que la población instale en su imaginario determinada creencia.

“...allí donde el totalitarismo posee un control absoluto sustituye a la propaganda con el adoctrinamiento y utiliza la violencia, no tanto para asustar al pueblo (esto sólo lo hace en las fases iniciales, cuando todavía existe una oposición política) como para realizar constantemente sus doctrinas ideológicas y sus mentiras prácticas (Arendt, 1951: 425)”.

El uso de la propaganda para posicionar a un líder político es hoy en día frecuente; el líder trata de “venderse” al votante, incluso mal informando o desinformando, al utilizar excesivamente los medios de comunicación a su alcance. Simula ser una persona con las características que el votante desea, de acuerdo a las encuestas previamente realizadas. Así, las personas con dotes histriónicas, pueden ser elegidas como candidatos y luego gobernantes.

Con la propaganda, se intenta presentar al público una determinada imagen del líder que deberá ubicarle dentro de su imaginario de manera concordante a sus anhelos, tanto inmediatos como más sentidos. Para ilustrar lo grave que puede llegar a ser esta perversión de la comunicación política en aras de conseguir el poder, puede consignarse que en una investigación histórica donde se asigna responsabilidad a la población alemana aria en el Holocausto, Goldhagen (1996) sostiene que muchas personas tenían creencias arraigadas culturalmente, rumores, que pudieran haberse considerado absurdas acerca de los judíos y que fueron aprovechadas por los nazis en intensos esfuerzos propagandísticos.

Cuando alguien desea instalarse en el poder para favorecer a fines particulares o de un grupo elitista, pueden existir fórmulas para generar en el electorado la necesidad política de un líder  con determinadas características. Se ha observado que producir en la población un estado de terror que permita la ascensión de un líder autoritario es una de las acciones más comunes que la mercadotecnia política utiliza, y se convierte en una herramienta del liderazgo sociopático (Altemeyer, 1996).

Cuando emitimos un mensaje, debemos cuestionarnos lo que queremos lograr en la persona que lo lea. Es decir, si este cumple con nuestro objetivo primordial de concientizar de la necesidad de que el receptor se convierta en protagonista del cambio verdadero o al menos ejerza su derecho al voto en favor de MORENA. Por ejemplo, un ataque envidioso en contra de algún miembro de la clase política, no siempre va a conseguir empatía en los receptores. Si se dice que Peña Nieto es un Traidor a la Patria, esto constituye una verdad política, pero si a ello se le agrega un insulto personal o una burla a alguno de sus familiares, esto ya no producirá una reacción favorable en muchos de los receptores que están dudosos de militar o votar por MORENA. Hay que pensar lo que se dice, si bien es cierto que las redes sociales y las manifestaciones en la plaza pública, en el ejercicio de nuestro derecho Constitucional de Expresión, nos funcionan como catarsis, como forma de “sacar” el coraje que nos da estar gobernados.
En su libro “Nuestro Lado Oscuro”, Elisabeth Roudinesco (2007), se refiere a las conductas de perversidad que la nobleza francesa realizaba poco antes de 1789, dice que
“Orgías, blasfemias, especulación económica, derroche y desenfreno, gusto por el látigo y la transgresión: todas estas prácticas contribuían a poner ampliamente en tela de juicio los valores de la tradición, a los que se oponían el deseo de esplendores instantáneos. Así, fascinada por sus placeres más excesivos, la aristocracia estaba socavada por la inminencia de su propio fin”.

La oligarquía que gobierna México padece la misma perversión. Se encuentra debilitada moralmente y eso la puede hacer vulnerable a nuestros ataques mediáticos. Ellos han sido educados en la creencia de que pertenecen no a una clase, sino a una especie superior y tratan de educarnos para que nos sintamos inferiores. 

miércoles, octubre 01, 2014

Mensajes Politicos Eficaces contra la Oligarquía

Cuando emitimos un mensaje, debemos cuestionarnos lo que queremos lograr en la persona que lo lea. Es decir, si este cumple con nuestro objetivo primordial de concientizar de la necesidad de que el receptor se convierta en protagonista del cambio verdadero o al menos ejerza su derecho al voto en favor de MORENA. Por ejemplo, un ataque envidioso en contra de algún miembro de la clase política, no siempre va a conseguir empatía en los receptores. Si se dice que Peña Nieto es un Traidor a la Patria, esto constituye una verdad política, pero si a ello se le agrega un insulto personal o una burla a alguno de sus familiares, esto ya no producirá una reacción favorable en muchos de los receptores que están dudosos de militar o votar por MORENA. Hay que pensar lo que se dice, si bien es cierto que las redes sociales y las manifestaciones en la plaza pública, en el ejercicio de nuestro derecho Constitucional de Expresión, nos funcionan como catarsis, como forma de “sacar” el coraje que nos da estar gobernados.
En su libro “Nuestro Lado Oscuro”, Elisabeth Roudinesco (2007), se refiere a las conductas de perversidad que la nobleza francesa realizaba poco antes de 1789, dice que
“Orgías, blasfemias, especulación económica, derroche y desenfreno, gusto por el látigo y la transgresión: todas estas prácticas contribuían a poner ampliamente en tela de juicio los valores de la tradición, a los que se oponían el deseo de esplendores instantáneos. Así, fascinada por sus placeres más excesivos, la aristocracia estaba socavada por la inminencia de su propio fin”.

La oligarquía que gobierna México padece la misma perversión. Se encuentra debilitada moralmente y eso la puede hacer vulnerable a nuestros ataques mediáticos. Ellos han sido educados en la creencia de que pertenecen no a una clase, sino a una especie superior y tratan de educarnos para que nos sintamos inferiores. 

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.