sábado, noviembre 12, 2011

La Depresión Narcisista de Calderón

La forma de morir de Mouriño y Blake, tal vez si han sido accidentes. Esto refuerza la hipótesis de que un Narcicista Patológico, obsesionado por el poder, tiende a cometer errores autodestructivos. Incluso si fueran "errores" que deliberadamente se cometen para destruir a algún riesgo político. 


Calderón es un líder narcisista maligno deprimido que inconscientemente ha detonado su propia destrucción, empezando por la de sus hombres clave. 


Algo de teoría psicoanalítica al respecto:



Al retornar hacia el self la pulsión agresiva, que no ha podido dirigirse hacia las personas u objetos odiados, surge la depresión. Esto puede explicar en gran medida las actuaciones suicidas que los narcisistas presentan en ciertas crisis, que normalmente tienen que ver con un gran monto acumulado de frustraciones por parte del medio ante sus aspiraciones de poder y reconocimiento, que en cierto punto del desarrollo patológico, pueden convertirse en una situación francamente delirante. Cuando el delirio de grandeza no se cumple, el narcisista acaba odiándose, deprimiéndose.
Jacobson (1964), postula una conexión entre las manifestaciones narcisistas y la depresión, proveniente del distanciamiento entre las representaciones del self y la realidad, que da lugar a un afecto depresivo. También McWilliams (1994) enfatiza la correlación entre trastorno narcisista y depresión, haciéndose manifiesta ésta en el trastorno narcisista a diferencia de la depresión caracterológica, por la sensación subjetiva de vacío, de la que Kernberg (1975/1997), también hace referencia. El líder narcisista patológico, al ver frustradas sus representaciones omnipotentes por una realidad que lo confronta, se deprime y puede llevar a la introyección de toda la rabia destructiva que durante su vida ha proyectado. Eso explica muchas actuaciones autodestructivas en esta clase de líderes.
El comportamiento suicida del narcisista involucra aspectos relacionados con un ataque agresivo hacia el yo que se encuentra dirigido desde el superyó, en el marco de una regresión yoica, que se dispara por las fallas en las representaciones del self. Estas fallas están caracterizadas por una inundación afectiva intensa, maniobras desesperadas para contrarrestar la emergencia psíquica, pérdida de control en la medida en que el self se va desintegrando en la regresión y un esquema grandioso de tipo mágico que le da representación a alguna clase de sobrevivencia ante el ataque suicida. Este fenómeno psíquico se explica en una fallida regulación de los afectos, ineficacia de las barreras yoicas, rendición narcisista, la ruptura del mundo de las representaciones y la pérdida de la prueba de realidad (Maltsberger, 2004).
Ante el castigo temido, el Superyó patológico, primitivo,  más proclive a  la vergüenza que a la culpa, cuando presenta rasgos antisociales graves, el narcisista desarrolla una depresión patológica; donde el bajo concepto de sí mismo, su autoestima real, emerge del inconsciente, y ya no puede ser ocultado por las operaciones del self grandioso, situación intolerable para el sujeto. La única aspiración que se tiene es llegar a un final grandioso, algo que cimbre a los espectadores. Aquí, las actuaciones autodestructivas no se planean conscientemente,  más bien se trata de pasos al acto que no son registrados por el sujeto, bajo la fantasía de que ciertos actos producen un equilibrio de la autoestima. Muchas veces, las decisiones políticas que en la historia han sido consideradas erróneas para ciertos líderes, pudieran estar relacionadas con este fenómeno autodestructivo.
Kernberg deja implícita una patología superyoica. Un superyó que reclama severamente los fracasos del narcisista ante el mundo exterior, su inhabilidad para llegar a los lugares predestinados por el self grandioso,  que agrede las partes sanas que dependen de él, lo que se refleja en una “corrupción generalizada de la intimidad, la dependencia, el compromiso emocional y el amor de los seres humanos corrientes (Kernberg, 1992/1997: 357)”. Además:
...dan la impresión de que su mundo de relaciones objetales ha experimentado una transformación maligna, que lleva a la desvalorización y a la esclavización sádica de las relaciones objetales internalizadas potencialmente buenas, por parte de un self no integrado pero cruel, omnipotente y “loco”... dan la impresión de que han padecido la agresión salvaje de sus objetos parentales, y con frecuencia informan haber observado y experimentado la violencia a principios de la infancia. También transmiten que están totalmente convencidos de la impotencia de cualquier relación objetal buena: los buenos, por definición, son débiles e inconfiables, y el paciente demuestra despreciar a quienes percibe siquiera vagamente como objetos potencialmente buenos. En contraste, a los poderosos se los necesita para sobrevivir, aunque también son no fiables e invariablemente sádicos. El dolor de tener que depender de objetos parentales poderosos, desesperadamente necesitados, pero sádicos, se transforma en ira y se expresa como ira – en su mayor parte proyectada – con lo cual se exagera aún más la imagen sádica de los objetos malos poderosos que se convierten en tiranos sádicos imponentes (Kernberg, 1992/1997: 140 - 141).
Dados los altos montos de vergüenza experimentados por el narcisista patológico, en situaciones donde las gratificaciones deseadas no son alcanzadas, se presenta un proceso proyectivo en el que la agresión tiende a ser asimilada por el narcisista, llegando a grados extremos, que podrán incluir la destrucción rabiosa de los objetos internos que antes eran reconocidos como ideales, para llegar incluso al suicidio. Esto explica en gran medida la debacle en la que pueden llegar a caer los líderes políticos narcisistas patológicos cuando su poder e influencia decaen.

Es decir, lo que aquí propongo es que existe una tendencia inconsciente de alguien que sabe haber obtenido el poder de manera ilegítima (Calderón), que lo ha mantenido en sentimientos de vergüenza constantes. Dichos sentimientos, le llevan a cometer actos fallidos, como por ejemplo, no dotar del mantenimiento necesario o vigilancia a los vehículos aéreos de sus hombres clave, como Mouriño y Blake. 

Sin embargo, queda la duda de encontrar a quien le convenía la muerte de ambos y de los funcionarios que en ambos accidentes iban acompañándoles, como Santiago Vasconcelos y Mora. Hay que pensar en que alguien que controla la seguridad de funcionarios clave, no puede permitirse el lujo de omitir la seguridad de los traslados aéreos, sin caer en una omisión criminal. 

Los hijos huérfanos de todos estos funcionarios muertos en sendos accidentes aéreos mercen justicia y esta llegará.

Por lo pronto, la vergüenza invade los Pinos y acompaña al falso luto...

jueves, octubre 20, 2011

Miedo, Propaganda y Terrorismo de Estado.

Existe una deformación deliberada de los valores de la sociedad por parte del Estado autoritario, en la que a través del miedo infundido en los medios, las familias tienden a someterse a los dictados autoritarios, llegando a traicionar a sus vecinos y familiares para conservar una integridad que supuestamente se encuentra amenazada.


Cabría pensar que muchos de muchos de los actos de violencia genocida que se perpetran en la actualidad en el país, son producto de una acción de estrategia política perversa deliberada que pugna por infundir miedo a la población, para que ésta acepte o vote por un gobierno autoritario


La propaganda política de parte del estado, hace su labor, toma los actos violentos y los proyecta en los medios de manera constante, terrorista, infunde mediante actos políticos miedo en la población.


La vocera de Seguridad Nacional, Alejandra Sota, en su entrada al blog de la Presidencia http://www.presidencia.gob.mx/tema/seguridad/ dice acerca de las víctimas del delito:


Son ellas por quienes se combate frontalmente a los criminales en los lugares donde los ciudadanos están sufriendo el acoso de la delincuencia organizada; son ellas por quienes estamos transformando de fondo nuestras instituciones, para encontrar a los criminales, llevarlos ante la justicia y hacer pagar a quien tenga que hacerlo; y, de manera fundamental, son ellas por quienes ponemos un especial empeño en la reconstrucción de nuestro tejido social, elemento central en el que sociedad y gobierno debemos trabajar en conjunto. El objetivo es evitar a toda costa que haya más mexicanos que vivan el dolor de ser víctimas de criminales sin escrúpulos.


Sin embargo estas palabras están sesgadas por las encuestas, por ejemplo, la que corresponde a septiembre de 2011 de Consulta Mitofsky http://www.consulta.mx/Docs/FusionCharts/EPG_Septi.pdf , 
en la que la Seguridad es el principal problema percibido por la población. Es sabido que los gobiernos actuales, son reactivos en su propaganda política a las encuestas de opinión. Propaganda, que no acciones decididas para frenar la delincuencia, pues tener grupos represivos federales en varias ciudades del  país, implica atemorizar a la población. Supuestamente se combate a crimianles organizados, pero no hay que olvidar la proveniencia de muchos de éstos, por ejemplo la elite de los zetas proviene de fuerzas especiales del ejército mexicano. 

martes, octubre 18, 2011

Preguntas para Calderón

¿Por qué se ha sostenido en su puesto García Luna?
¿Por qué se echo tierra al avionazo de Mouriño y Santiago Vasconcelos?
¿Por qué no se localiza al Chapo Guzmán?
¿Cuál es la verdad de haber expulsado a Espino del PAN?
¿Apoyará Peña Nieto?

lunes, octubre 17, 2011

Propaganda Política y Miedo


El gobierno mexicano tiene miedo y lo manifiesta en su propaganda política. La mayoría de su gasto publicitario está en promover su estrategia de seguridad pública. Se pretende hacer creer que se "debilita" a la delincuencia. Pero la percepción de la opinión pública es muy contraria. Según Consulta Mitofsky, la percepción de la inseguridad como el principal problema del país ha pasado del 23.7% de los encuestados en 2010 al 34.7% en 2011. A mayor represión, mayor percepción de inseguridad.
¿Estábamos mejor cuando estábamos peor?
Lo que pasa es que la estrategia de seguridad del estado mexicano no es para proporcionar seguridad al pueblo, sino a la clase en el poder. A los especuladores financieros, a los hambreadores, a la clase política y a la misma delincuencia organizada. Contra el pueblo y en especial los jóvenes, el genocidio.
La indignación en México, además de abonar en la causa de los indignados de todo el mundo en cuanto a ir en contra de la especulación financiera y la corrupción de la clase política, debe ir en contra del estado represor que el PAN representa y del genocidio que están realizando los grupos escindidos del gobierno federal y de los cómplices de la clase política.
La propaganda entonces es fallida en cuanto a la percepción de inseguridad, pero sí provoca el miedo social que es necesario para que los gobiernos autoritarios se sientan apoyados por una población que por miedo tiende a pensar que la solución es la represión. Sí, hasta que les matan a un hijo. Tal es el caso de algunos personajes que hoy lideran la causa de las víctimas del delito.

martes, octubre 11, 2011

Poder y Bondad


El poder enloquece. Ha hecho que muchas personas pierdan sus valores. Es cosa de ver los discursos del pasado y contrastarlos con los actuales. La adulación transforma el espíritu de servicio - si hubiera existido -, en omnipotencia narcisista.

La democracia que se sustenta en una clase política compuesta por narcisistas malignos, no es en realidad democracia. Elegimos a quienes reflejan nuestras proyecciones de las peores aspiraciones de poder. Debiéramos identificarnos con un espíritu de bondad antes de elegir, rechazar nuestro anhelo de poder y dar paso al amor por nuestros semejantes. Solamente así podremos poryectarnos en personas buenas para gobernar.

miércoles, septiembre 21, 2011

Enfrentar

La búsqueda y lucha frenética por el poder han ocasionado un gran vacío de autoridad. Al menos, dados los recursos ilegítimos que se han utilizado para acceder al poder por parte de la mayoría de los políticos mexicanos, principalmente panistas y priístas, no hay quien crea que tienen solvencia moral para enfrentar al crimen organizado. Son, en verdad, sus cómplices e incluso sus cerebros.
El oligopolio televisivo y de las telecomunicaciones también participa en el esquema ilegítimo de sostenimiento en el poder de esta delincuencia organizada. El dinero, el poder y la sangre están mezclados y por ello es evidente que nunca será frenada la violencia por este grupo de sátrapas tecnocráticos, que además responden a los intereses de una clase más poderosa a nivel mundial que los ha impuesto. Quieren mantener la desigualdad e incluso agudizarla, confían en sus aparatos represivos.
Los jóvenes quisieran aprovechar ese nuevo espacio de comunicación que les dan las redes sociales para ejercer su legítimo derecho a la rebelión, ante el gran vacío de oportunidades en este sistema depredador. Pero puede ser un engaño para desgastar su inteligencia, un llamado a un ejercicio vacío en las llamadas redes sociales que no sea aparejado con verdaderas acciones revolucionarias y de resistencia civil, de empuje hacia la participación verdadera  de la sociedad en las decisiones políticas.
Hay que enfrentar a los narcisistas malignos que nos gobiernan mal, haciendo ver su verdad, desnudándolos en su locura, cociéndolos en el jugo de su odio y envidia.

sábado, septiembre 03, 2011

Logros del PAN


El PAN presume logros que no lo son. Por ejemplo, en México la educación pública básica es una zona de desastre y la deserción en la educación media superior así como la exposición de los bachilleres a las adicciones y a la cultura enajenada del consumo es grave. ¿De donde sacan tanto cinismo como para presumir?

Obviamente, están desesperados por reducir la brecha que tienen en las encuestas. Tienen instrucciones del Sátrapa Calderón de "presumir logros". La humildad se ha ido de sus mentes y corazones para no volver. La locura colectiva de los panistas, significada por sus fallas de juicio de realidad son patentes. Esto no ocurrió con los priístas en sus peores tiempos. Creerse sus propias mentiras.

México vive ahora una economía de la violencia. Sin Paz, cada vez es más triste para los padres de familia encarar la educación de sus hijos. Y los panistas presumen logros educativos.

Ojalá verdaderamente todos nos hartáramos y los sacáramos del poder.

El colmo del cinismo y la traición se verá en Calderón cuando empiece a apoyar subrepticiamente a su supuesto odiado enemigo, Peña Nieto, con tal de obtener impunidad para sus crímenes genocidas.

jueves, septiembre 01, 2011

Tiene que darse un cambio. en primer lugar, el modelo económico debe tender a generar mayores oportunidades para la juventud. La adaptación a la dinámica económica global es una tarea que debe ser visionaria, lograr que México encabece soluciones y no se quede rezagado debido a la ortodoxia liberal anquilozada del gobierno de derecha del PAN. Mantenernos en este estado de cosas con respecto al modelo económico, lo único que ha generado es el crecimiento del desempleo y por ende, el de la delincuencia.

miércoles, agosto 24, 2011

La máscara y las encuestas



En la búsqueda de la legitimación, el político escicha a las encuestas, más bien a los encuestólogos pagados. Teniendo a la manos investigadores universitarios que podrían hacer mejor las dichoas encuestas. ¿Por qué tienen que pagarle a las firmas encuestadoras? Porque siempre ha sido un negocio la adulación.
El encuestólogo se ha convertido en el nuevo cortesano, aquél que presenta “números” para convencer al político de una realidad ficticia, que sabe que solamente convertirá en realidad mediante la manipulación de las masas. Allí es donde entran los medios, a tomar las encuestas para generar retos en la mercadotecnia política, a fin de vender la máscara de tal o cual líder político.
Nadie se las cree, ni sus esposas, quienes incluso llegan a morir de enfermedades autoinmunes agobiadas por el resentimiento de saber la realidad y lo que se proyecta. Es el coraje del engaño el que ellas sienten al saber que así como engaña al pueblo, el político las engaña a ellas.
Pero esto no es importante para el político, lo importante es acercarse al ideal de lo que tendría que ser un resultado de encuesta satisfactorio, como si fuera un espejo parlante ante el que se mira y se reafirma narcisistícamente. En verdad que esta patología del narcisismo maligno en el político deviene crónica y progresiva. Cada vez más enloquecido, el político no escatimará esfuerzos e incluso sangre derramada, a fin de que su verdad se materialice. Tendrá que usar siempre su máscara y confabularse con los medios y con sus líderes de opinión para engañas cada vez más.

martes, agosto 09, 2011

La Anarquía

La anarquía es el resultado del gobierno represivo de Calderón, que trató de legitimarse con violencia e hizo legítima la violencia.

Hoy es normal el feminicidio, el genocidio que practican los secuestradores de inmigrantes, la guerra criminal y las acciones genocidas en contra de la juventud que practican el ejército, la marina y la policía federal. El Estado se ha convertido en la organización criminal más violenta.

El pueblo responde con anarquía. No hay esperanza de una conducción ideológica revolucionaria. Habrá que esperar a que todo se desfonde.

martes, agosto 02, 2011

Venganza social: Mayor violencia

Calderón cree en la represión fundada en la venganza social. No es partidario de una mejor sociedad basada en la razón sino en una sociedad autoritaria. En realidad, él representa a la ideología d ela plutocracia. Solamente es eso, un portavoz, un porta – síntoma.
El síntoma o más bien el síndrome, es el de la sociedad capitalista posmoderna. No hay mayor valor más que el de las ganancias y el del sostenimiento a ultranza de un modelo económico fallido. Negación. El grupo en el poder niega que su enfermedad es terminal y utiliza “peleles” para afirmar razones que solamente niegan lo evidente.
Al apoyar la especulación financiera mundial y dedicarse obsesivamente a criminalizar a la juventud mexicana, los portavoces del grupo en el poder – ahora Calderón y su pretendido sucesor Peña Nieto – solamente cavan más la tumba sangrienta de un país con un pueblo dormido ¿a punto de despertar violentamente?
La ideología anti síntoma está por emparejarse a los grupos armados. Ese es el mayor temor del grupo plutocrático en el poder. Así se dará una Nueva Revolución Mexicana. Y se le acusará de terroristas y delincuentes organizados, pero no debe olvidarse que estas personas denominadas delincuentes, están surgiendo de una población cada vez más empobrecida, son parte de una juventud con las expectativas rotas precisamente por el grupo plutocrático y sus marionetas. Que no pretendan ahora la venganza social, pues es la sociedad civil la que se vengará de ellos, también violentamente. Si se quiere la Paz, se necesita un nuevo modelo económico. No hay otra opción. La Sociedad Civil debe sacudirse a los sátrapas y sus títeres y esto ya no puede postergarse. Tal vez ha llegado la última oportunidad para un cambio pacífico

sábado, julio 30, 2011

Comunicación Política Fallida

Hay 13 millones de pobres más en México, debido a las pésimas y depredadoras estrategias de política económica del gobierno de Calderón. Aunque él ponga de pretexto la crisis económica mundial. ¿Por qué en los países de sudamérica no está ocurriendo lo mismo? En Brasil por ejemplo, la clase media crece y los pobres decrecen.

Lo peor, lo ás deleznable es que nos quieran engañar con lo de "La Crisis que vino de fuera". El desastrte es evidente y cada vez más jóvenes engrosan las filas de la delincuencia debido a la pobreza.

También es de hacer notar otra pobreza, la caracterológica que poseen los funcionarios panistas. Su ascendrado Superyó judeo cristiano les nubla la vista para tener otra perspectiva de cómo sacar a este país adelante. Sobre todo, pareciera que Calderón teme a un padre golpeador que le motiva a hacer las cosas de manera obcecada y no cambiar de rumbo. Ya es tarde. Lo bueno es que ya se van para no volver. }

El pueblo tiene la respuesta en las urnas en julio de 2012.

viernes, julio 29, 2011

El Fondo

Los mexicanos debemos darnos cuenta de la clase de persona que es Peña Nieto. ¿Realmente existe?, pues no, es una creación publicitaria. No sabemos quién es, parece una creación de la mayor perversidad política. Ya no le interesa a la clase en el poder la persona, sino alguien que pueda ser manipulado al antojo.

Es el colmo de la maldad. Imponer a un personaje así aprovechándose de la ignorancia del pueblo.

domingo, junio 12, 2011

La Ciudadanía mexicana en general ya está cansada de la delincuencia, inseguridad y violencia  y de la ineptitud, ceguera  y corrupción de los gobiernos de todos los niveles.


Estamos cansados y estamos en marcha para quietarnos de encima a la clase política de todos los partidos que tiene un pacto inconsciente e incluso consciente por mantener un estado de prebendas en los que solamente se favorece a los políticos, a los ricos y a los capos de la delincuencia, que parecieran ser, a final de cuentas, las mismas personas. 


"La Caravana del Consuelo sirvió no sólo para esparcir ese auxilio espiritual sino que propició la efusión de muchos dolores, mucho temor, mucha impotencia contenidos. A su paso acudieron deudos de víctimas a los que nadie hace caso: hijos que buscan a sus padres, madres que lloran a sus hijos. Es imposible reducir a un censo, porque suman centenares, los casos de familias afectadas por el daño que las autoridades juzgan lateral derivado de la acción del gobierno contra las bandas criminales o de los enfrentamientos entre éstas, o de la violencia común y corriente, posible por la impunidad que ha sido lacra permanente. Convertida en un foro ambulante, la Caravana del Consuelo recogió exigencias locales provocadas por abusos que en apariencia no son violentos y no matan pero ponen en riesgo la integridad de las personas y sus derechos a un ambiente sano" (Granados Chapa, Reforma 12 de junio de 2011).


El gobierno federal y sus medios de comunicación afines, trataron de descalificar la Marcha del Consuelo. Con ello demuestran su absoluta falta de compasión y su cínico interés político. Las estrategias populares, se extienden con inteligencia y cada vez estamos mejor comunicados y con deseo de establecer redes eficacez que nos permitan realizar un cambio político profundo como ciudadanos, tanto en el Sistema como en la concepción de nuestra participación colectiva.


Si queremos un México mejor, debemos hacer creciente un movimiento social que tienda a expulsar del poder a los corrompidos.

jueves, junio 02, 2011

Fracaso evidente

La guerra a las drogas es un fracaso.

La política criminalizadora del consumo de drogas y la represión a la juventud desesperanzada, son un absoluto fracaso. En realidad, el gobierno de Calderón solamente ha utilizado su "guerra", para de manera obcecada, autolegitimarse. Pero cada vez más se tiene la percepción de lo erróneo y cínico de la estrategia.

Se ha abandonado a los jóvenes a su suerte, ellos han optado por la promesa de satisfacción inmediata de las drogas -incluido el alcohol- y el dinero fácil que ofrece la delincuencia organizada, que por cierto, está favorecida por la clase política de todos los partidos.

Se ha caído en la estupidez. El gobierno federal tiene un mensaje que ya no convence a nadie. La cultura tóxica se expande en todo el mundo y la única manera de tener salud es la educación preventiva. Si se sigue reprimiendo, pronto la rebelión vencerá a la represión.

miércoles, mayo 04, 2011

El Verdadero Crimen es el Modelo Económico El Ya Basta se ha generalizado. El Gobierno Federal se preocupa ante la enemistad popular contra su política de pretendida justicia. Pero ya no hay marcha atrás, la sociedad poco a poco marcha a planearle a la clase política su salida. De ahí la desesperación de Calderón y la forma en que ha salido a los medios a descalificar a quienes ya estamos hartos de su "guerrita" infructuosa. El problema es la economía, el modelo depredador que produce jóvenes desesperanzados. Allí está el verdadeor crimen.


Si en algo ha sido constante Calderón es en negar la realidad económica de la mayoría de las familias mexicanas. Se burla de sus desgracias, dentro de las que se encuentra que sus hijos no tengan opciones más que la vida clandestina en la criminalidad, que poco a poco se convertirá en actividad revolucionaria. 
La ideología revolucionaria seguramente convergerá con la violencia social imperante, pues de manera inteligente, la masa empezará a moverse hacia el poder.

martes, abril 19, 2011

ACTUAR

La población está indignada por la fallida estrategia contra el crimen que el gobierno panista encabezó con el único fin de legitimarse ante los poderes fácticos y ante el poder imperialista.

Poco a poco, nos vamos organizando como sociedad y civil en acción constante. Desde cualquier trinchera debemos actuar en contra de la impunidad que el gobierno propicia para el crimen. 


Poco a poco, actuamos contra el modelo económico que ya incluso ha sido abandonado en los países ricos, dada la crisis del 2008. 


Actuar contra dicho modelo puede ser mediante estrategias sencillas, por ejemplo, cuestionar al gobierno sobre el uso de los impuestos y el favorecimiento de las mafias monopolistas. Esta puesta en duda debemos hacerla en todos los medios. 


Otra estrategia es denunciar las relaciones entre mafia y políticos, identificar a quienes están en uno y otro bando, a los políticos que están recibiendo beneficios de la supuesta "guerra", por ejemplo, los contratistas de la Secretaría de Seguridad Pública Federal. 

lunes, abril 11, 2011

Pongamos nuestra parte

La obsesión paranoide, que inicio por un intento maníaco de legitimación, que el gobierno federal, encabezado por Felipe Calderón, inició en diciembre de 2006, no ha cesado y los resultados han sido adversos, sin embargo, se repite una y otra vez la misma fórmula. Locura.

¿Por qué no se ha impedido, mediante la educación y el empleo que los jóvenes engrosen el ejército de sicarios? Porque del otro lado hay el interés de engrosar un ejército represivo.

¿A quién conviene esta estrategia belicista? obviamente a quien de un país inestable obtiene provecho, a las empresas trasnacionales que requieren fábricas con salarios bajos y un ejército de desempleados a sus puertas.

Hay que ver la comparación entre lo que cuesta equipar a un soldado y lo que cuesta educar a un alumno de licenciatura. ¿Por qué no se abren las plazas necesarias en las universidades públicas en vez de gastar en represión?

Sin duda, existe un interés perverso, bien ubicado en la Secretaría de Seguridad Pública Federal de no favorecer conductas adaptativas de jóvenes, pues ¿quién se interesaría en ser policía si hay otras oportunidades mejores de servir a la sociedad?

Es importante pasar a acciones de resistencia civil, que impidan que se siga alimentando al animal represor y que podamos educar a nuestros jóvenes. Pongamos nuestra parte.

domingo, abril 03, 2011

Estamos hartos de la Incapacidad

La incapacidad del gobierno para hacer cualquier cosa es evidente. Ni siquiera ha sido eficaz en su obsesión de ligitmarse con su guerra fallida contra la delincuencia organizada, pues la clase política no puede luchar contra sí misma. Es obvio que un combate a la delincuencia eficaz pondría a la luz pública los crímenes de muchos miembros de la clase política, cuyos testaferros son "los más buscados".

Una anarquía sería mejor que el Gobierno de Calderón. Por ejemplo, en este momento la cuota de muertos en Libia es menor que la de México, y eso que ese país está siendo bombardeado por la OTAN.

En verdad debemos pasar de inmediato a la acción. No nos puede ir peor que ahora, si nos quedamos sin gobierno. Si se va la Clase Política y nos quedamos sin ellos, tendremos la oportunidad de construir el país sobre otras bases. Por eso es importante no votar, por eso es importante hacer un uso exhaustivo de las redes sociales para poner de manifiesto la incapacidad de los poderes que la actual clase política desperdicia y corrompe.

Hagamos crecer un movimiento ciudadano que ponga a todos los políticos incapaces, empezando por Calderón, en su lugar, que no puede ser otro que la Cárcel o el exilio.

Carta de Javier Sicila

Por la Importancia que Tiene, reproduzco esta misiva:


Estamos hasta la madre... (Carta abierta a los políticos y a los criminales) javier sicilia 

El brutal asesinato de mi hijo Juan Francisco, de Julio César Romero Jaime, de Luis Antonio Romero Jaime y de Gabriel Anejo Escalera, se suma a los de tantos otros muchachos y muchachas que han sido igualmente asesinados a lo largo y ancho del país a causa no sólo de la guerra desatada por el gobierno de Calderón contra el crimen organizado, sino del pudrimiento del corazón que se ha apoderado de la mal llamada clase política y de la clase criminal, que ha roto sus códigos de honor.
No quiero, en esta carta, hablarles de las virtudes de mi hijo, que eran inmensas, ni de las de los otros muchachos que vi florecer a su lado, estudiando, jugando, amando, creciendo, para servir, como tantos otros muchachos, a este país que ustedes han desgarrado. Hablar de ello no serviría más que para conmover lo que ya de por sí conmueve el corazón de la ciudadanía hasta la indignación. No quiero tampoco hablar del dolor de mi familia y de la familia de cada uno de los muchachos destruidos. Para ese dolor no hay palabras –sólo la poesía puede acercarse un poco a él, y ustedes no saben de poesía–. Lo que hoy quiero decirles desde esas vidas mutiladas, desde ese dolor que carece de nombre porque es fruto de lo que no pertenece a la naturaleza –la muerte de un hijo es siempre antinatural y por ello carece de nombre: entonces no se es huérfano ni viudo, se es simple y dolorosamente nada–, desde esas vidas mutiladas, repito, desde ese sufrimiento, desde la indignación que esas muertes han provocado, es simplemente que estamos hasta la madre. 
Estamos hasta la madre de ustedes, políticos –y cuando digo políticos no me refiero a ninguno en particular, sino a una buena parte de ustedes, incluyendo a quienes componen los partidos–, porque en sus luchas por el poder han desgarrado el tejido de la nación, porque en medio de esta guerra mal planteada, mal hecha, mal dirigida, de esta guerra que ha puesto al país en estado de emergencia, han sido incapaces –a causa de sus mezquindades, de sus pugnas, de su miserable grilla, de su lucha por el poder– de crear los consensos que la nación necesita para encontrar la unidad sin la cual este país no tendrá salida; estamos hasta la madre, porque la corrupción de las instituciones judiciales genera la complicidad con el crimen y la impunidad para cometerlo; porque, en medio de esa corrupción que muestra el fracaso del Estado, cada ciudadano de este país ha sido reducido a lo que el filósofo Giorgio Agamben llamó, con palabra griega, zoe: la vida no protegida, la vida de un animal, de un ser que puede ser violentado, secuestrado, vejado y asesinado impunemente; estamos hasta la madre porque sólo tienen imaginación para la violencia, para las armas, para el insulto y, con ello, un profundo desprecio por la educación, la cultura y las oportunidades de trabajo honrado y bueno, que es lo que hace a las buenas naciones; estamos hasta la madre porque esa corta imaginación está permitiendo que nuestros muchachos, nuestros hijos, no sólo sean asesinados sino, después, criminalizados, vueltos falsamente culpables para satisfacer el ánimo de esa imaginación; estamos hasta la madre porque otra parte de nuestros muchachos, a causa de la ausencia de un buen plan de gobierno, no tienen oportunidades para educarse, para encontrar un trabajo digno y, arrojados a las periferias, son posibles reclutas para el crimen organizado y la violencia; estamos hasta la madre porque a causa de todo ello la ciudadanía ha perdido confianza en sus gobernantes, en sus policías, en su Ejército, y tiene miedo y dolor; estamos hasta la madre porque lo único que les importa, además de un poder impotente que sólo sirve para administrar la desgracia, es el dinero, el fomento de la competencia, de su pinche “competitividad” y del consumo desmesurado, que son otros nombres de la violencia. 
De ustedes, criminales, estamos hasta la madre, de su violencia, de su pérdida de honorabilidad, de su crueldad, de su sinsentido. 
Antiguamente ustedes tenían códigos de honor. No eran tan crueles en sus ajustes de cuentas y no tocaban ni a los ciudadanos ni a sus familias. Ahora ya no distinguen. Su violencia ya no puede ser nombrada porque ni siquiera, como el dolor y el sufrimiento que provocan, tiene un nombre y un sentido. Han perdido incluso la dignidad para matar. Se han vuelto cobardes como los miserables Sonderkommandos nazis que asesinaban sin ningún sentido de lo humano a niños, muchachos, muchachas, mujeres, hombres y ancianos, es decir, inocentes. Estamos hasta la madre porque su violencia se ha vuelto infrahumana, no animal –los animales no hacen lo que ustedes hacen–, sino subhumana, demoniaca, imbécil. Estamos hasta la madre porque en su afán de poder y de enriquecimiento humillan a nuestros hijos y los destrozan y producen miedo y espanto.
Ustedes, “señores” políticos, y ustedes, “señores” criminales –lo entrecomillo porque ese epíteto se otorga sólo a la gente honorable–, están con sus omisiones, sus pleitos y sus actos envileciendo a la nación. La muerte de mi hijo Juan Francisco ha levantado la solidaridad y el grito de indignación –que mi familia y yo agradecemos desde el fondo de nuestros corazones– de la ciudadanía y de los medios. Esa indignación vuelve de nuevo a poner ante nuestros oídos esa acertadísima frase que Martí dirigió a los gobernantes: “Si no pueden, renuncien”. Al volverla a poner ante nuestros oídos –después de los miles de cadáveres anónimos y no anónimos que llevamos a nuestras espaldas, es decir, de tantos inocentes asesinados y envilecidos–, esa frase debe ir acompañada de grandes movilizaciones ciudadanas que los obliguen, en estos momentos de emergencia nacional, a unirse para crear una agenda que unifique a la nación y cree un estado de gobernabilidad real. Las redes ciudadanas de Morelos están convocando a una marcha nacional el miércoles 6 de abril que saldrá a las 5:00 PM del monumento de la Paloma de la Paz para llegar hasta el Palacio de Gobierno, exigiendo justicia y paz. Si los ciudadanos no nos unimos a ella y la reproducimos constantemente en todas las ciudades, en todos los municipios o delegaciones del país, si no somos capaces de eso para obligarlos a ustedes, “señores” políticos, a gobernar con justicia y dignidad, y a ustedes, “señores” criminales, a retornar a sus códigos de honor y a limitar su salvajismo, la espiral de violencia que han generando nos llevará a un camino de horror sin retorno. Si ustedes, “señores” políticos, no gobiernan bien y no toman en serio que vivimos un estado de emergencia nacional que requiere su unidad, y ustedes, “señores” criminales, no limitan sus acciones, terminarán por triunfar y tener el poder, pero gobernarán o reinarán sobre un montón de osarios y de seres amedrentados y destruidos en su alma. Un sueño que ninguno de nosotros les envidia. 
No hay vida, escribía Albert Camus, sin persuasión y sin paz, y la historia del México de hoy sólo conoce la intimidación, el sufrimiento, la desconfianza y el temor de que un día otro hijo o hija de alguna otra familia sea envilecido y masacrado, sólo conoce que lo que ustedes nos piden es que la muerte, como ya está sucediendo hoy, se convierta en un asunto de estadística y de administración al que todos debemos acostumbrarnos. 
Porque no queremos eso, el próximo miércoles saldremos a la calle; porque no queremos un muchacho más, un hijo nuestro, asesinado, las redes ciudadanas de Morelos están convocando a una unidad nacional ciudadana que debemos mantener viva para romper el miedo y el aislamiento que la incapacidad de ustedes, “señores” políticos, y la crueldad de ustedes, “señores” criminales, nos quieren meter en el cuerpo y en el alma.
Recuerdo, en este sentido, unos versos de Bertolt Brecht cuando el horror del nazismo, es decir, el horror de la instalación del crimen en la vida cotidiana de una nación, se anunciaba: “Un día vinieron por los negros y no dije nada; otro día vinieron por los judíos y no dije nada; un día llegaron por mí (o por un hijo mío) y no tuve nada que decir”. Hoy, después de tantos crímenes soportados, cuando el cuerpo destrozado de mi hijo y de sus amigos ha hecho movilizarse de nuevo a la ciudadanía y a los medios, debemos hablar con nuestros cuerpos, con nuestro caminar, con nuestro grito de indignación para que los versos de Brecht no se hagan una realidad en nuestro país. 
Además opino que hay que devolverle la dignidad a esta nación. l

domingo, marzo 20, 2011

Pobreza Alimentaria y Violencia

En los 10 años de administraciones panistas, en México ha crecido la pobreza alimentaria, según datos publicados recientemente por el Banco Mundial. Esta es una de las variables que inciden más en la violencia que se ha desatado. Si a eso se auna que se combate violencia con violencia, de manera vil y corrupta por parte de la Secretaría de Seguridad Pública Federal, que no es más que un instrumento de represión política, el problema se agrava cada vez más.

Un ser humano hambriento, es violento por naturaleza, los niveles de ira se incrementan cuando no existe una dotación suficiente de carbohidratos.

La comida encarece y escasea en México, el desempleo juvenil no se ha abatido y muchedumbres de desempleados se agolpan en los cinturones de miseria de todas las zonas urbanas del país. Un modelo económico que ha generado al hombre más rico del mundo y que fabrica masas hambrientas, no puede más que tener el incremento exponencial de la delincuencia violenta. Son jóvenes desesperanzados que buscan a toda costa llenar el vacío existencial que comienza por el de su estómago.

Pronto la violencia se extenderá a estados como Chiapas, en donde el hambre impera, pues es el estado con mayor índice de pobreza alimentaria.

La solución, sin duda, está en el cambio del modelo económico nacional, en donde haya una reforma fiscal que redistribuya mejor el ingreso y una preocupación real por la autosuficiencia alimentaria. Además, debe pasarse por el enriquecimiento educativo y espiritual de los jóvenes, a fin de que superen la sensación subjetiva de vacío de manera creativa.

miércoles, febrero 09, 2011

Pronunciamiento de Carmen Aristegui

Versión íntegra del pronunciamiento de Carmen Aristegui
La redacción de Proceso


Muy buenos días amigos ciudadanos, colegas y periodistas…
Me permitiré dar lectura a un texto que he escrito para asumir una postura pública sobre mi despedida del noticiero matutino de Noticias MVS ocurrida este fin de semana, asunto que ha generado múltiples muestras de solidaridad que desde aquí agradezco. Este es un suceso que, si bien afecta la vida profesional y laboral de un grupo de personas, entre las que me incluyo, tiene una trascendencia mayor a ese mero alcance limitado.
Sobre lo que quiero pronunciarme es sobre el alcance mayor de este evento, que impacta de maneras diversas a la sociedad mexicana. Una sociedad que en estos días y horas ha dado muestras de determinación y capacidad de respuesta frente a un hecho que agravia y que lesiona sus derechos fundamentales. La vigorosa, fuerte y decidida voz de miles de personas en las redes sociales –Twitter, Facebook-, otras modalidades y las manifestaciones en las calles son, en sí mismas, un gran acontecimiento. La gran noticia de que estamos vivos. De que los mexicanos a pesar de la espiral de violencia, muerte y horror que nos acompaña todos los días estamos aquí para reconocernos en el espejo y luchar por un México mejor.
Agradezco todas estas expresiones y celebro aquí, entusiasmada, su existencia y el signo vital que las acompaña. Abrazo a quienes en todos los tonos y con diferentes lenguajes se han manifestado en contra de lo que es a todas luces un hecho autoritario, desmedido e inaceptable. Un hecho así, sólo es imaginable en las dictaduras que nadie desea para México. Castigar por opinar o por cuestionar a los gobernantes.
El tema nos pega a todos. No sólo nos afecta a nosotros como profesionales, y a los ciudadanos a los que se les quita un espacio, se afecta también a este medio de comunicación y al grupo empresarial que desarrolla diversas actividades productivas a favor del país.
Este grupo está encabezado por una familia a quien estimo y valoro. Fundada por uno de los hombres más queridos y respetados de la industria, como fue Don Joaquín Vargas Gómez. Lamento sinceramente que sus nombres estén siendo acribillados con insultos en las redes sociales por la decisión tomada.
El pasado viernes 4 de febrero, en mi libre derecho a la expresión formulé un comentario editorial que aludía a un incontrovertible hecho noticioso. A raíz de lo ocurrido en la Cámara de Diputados el día anterior, cuando un grupo de legisladores exhibió una manta con la foto de Felipe Calderón con los ojos enrojecidos en la que se leía: “¿Tú dejarías a un borracho conducir tu auto? ¿No, Verdad? ¿Y por qué lo dejas conducir el país?" , naturalmente se produjo una gran rispidez que orilló a suspender la sesión en el recinto legislativo.
Había ahí ya una historia que contar a nuestras audiencias. Mi compañero Omar Aguilar presentó con gran profesionalismo ese hecho noticioso con pulcritud, con claridad y con suficiencia, jamás ocultó ni la manta, ni el contenido de la manta, ni a los autores de la manta, ni truqueo nada para que televidentes y radioescuchas no se enteraran de lo que decía la manta. No trampeó a nadie y presentó al público, como el público merecía, todas las expresiones que en diferentes sentidos se emitieron al respecto. Nuestro auditorio quedó perfectamente informado del acontecimiento y con elementos suficientes para hacer su propia valoración.
La información presentada me sirvió a mí de base para formular el citado comentario editorial: “Dejemos a un lado la caricatura, tomemos el asunto con seriedad”, e hice algunas otras consideraciones. Terminé con un cuestionamiento formal a las autoridades: “¿Tiene o no problemas de alcoholismo el presidente de la República?”
Yo no tengo manera de corroborarlo pero, si fuera el caso, sería algo delicado que debiéramos saber. No hay nada de ofensivo en la interrogante, especialmente si se trata de algo que, de existir, afectaría por su naturaleza la toma de decisiones que impactan en todo momento a millones de personas en el país.
El comentario editorial cerraba diciendo que el tema –y dada su exposición pública a través de la manta de los legisladores – merecía una respuesta sería, formal y oficial de la propia Presidencia de la República.
La Presidencia no respondió a la periodista, de inmediato exigió a los dueños –que no a la periodista- una disculpa pública inmediata por tremenda osadía.
Demostró con ello un grado de irritabilidad e intolerancia que por sí mismas hablan de algún tipo de problemática, que por supuesto, también debe ser analizada.
Reconozco que el cuestionamiento era duro, pero de ningún modo injurioso o difamatorio, tampoco se transgredía en ningún punto al código de ética que ha sido aludido. Era simple y llanamente la formulación de una pregunta válida. Pregunta hecha por una periodista cuya intención quedaba perfectamente delimitada.
El estado de salud y grado de equilibrio de un mandatario, por supuesto que es un asunto de claro interés público. La sociedad mexicana tiene derecho a saber con certeza, sin ofensas, sin caricaturizaciones, sobre las condiciones de salud de quien ha tomado y seguirá tomando todos los días decisiones gravísimas que impactan sobre el destino de una nación. Y vaya que sí ha impactado el destino de la nación las decisiones tomadas desde Los Pinos en este sexenio.
El motivo de mi despido, se dijo, fue haberme negado a ofrecer una disculpa y transgredir el código de ética, cosa que es falsa y se convirtió sólo en una coartada. En este momento no sólo no rectifico, ni me disculpo, porque no hay nada que disculpar; por el contrario, ratifico la pertinencia de que la presidencia de la República se manifieste al respecto.
Lamento si personalmente que el presidente y su familia se hayan sentido ofendidos por el cuestionamiento. No hay en la formulación de mi pregunta ninguna intención o ánimo de ofender. Lamento que ellos se sientan ofendidos, pero aún así, la pregunta sigue vigente.
El ejercicio del poder hace que las figuras públicas sean sujetas de escrutinios e interrogantes a los que no estarían sujetas otras personas por razón, precisamente, de sus responsabilidades y del impacto de sus decisiones. En una democracia esto forma parte del juego.
¿No tuvo Bill Clinton que hablar del semen depositado en el vestido azul de una muchacha ante una audiencia de millones de personas? ¿No acaso el estado de salud de Dilma Rousseff fue motivo de debate público antes de llegar a ser la presidenta de Brasil? ¿Acaso no son las francachelas y excesos de Silvio Berlusconi materia del debate nacional? ¿Por qué en México los empresarios de los medios pueden ser sometidos a presiones indebidas para que silencien a sus comunicadores? ¿Por qué la sociedad mexicana se tiene que conformar con una sola visión de las cosas? ¿Por qué fatalmente tenemos que vivir con la existencia de un duopolio televisivo que no sólo envilece las pantallas con programas denigrantes y nocivos como los de reciente estreno, sino que es ya en sí mismo un poder que ha dañado la vida democrática nacional?
¿Por qué México está entrampado en una espiral de degradación e infamia sin que hagamos nada al respecto? ¿Por qué seguimos dejándolos conducir de esta manera al país?
¿Qué clase de democracia es ésta que por un comentario editorial, que irritó al gobernante, se le corta la cabeza a quien opinó? ¿Por qué desde el poder político pueden llevar las cosas al extremo, escalando el conflicto, deliberadamente, hasta lograr hacerle las cosas imposibles tanto al empresario como al periodista ocasionando la ruptura?
La pregunta es: ¿Cómo es que pudieron elevar, desde Los Pinos, el grado de exigencia pidiendo casi la humillación por un hecho absolutamente sobredimensionado? ¿Cómo es que a un empresario a quien tenemos como decente lo llevaron a comportarse de esta manera? ¿Cómo pudieron lograr que se sintiera obligado a tal punto como para exigirme la lectura de una carta –obviamente no escrita por mí, en términos que me eran ajenos y que por supuesto no empataban con lo que dicta mi conciencia- para calmar la ira presidencial?
Una exigencia de la lectura indigna de esa carta que quien me lo formuló sabía de antemano que yo la rechazaría. Se llegó a ese extremo por el grado de vulnerabilidad en el que quedan quienes tienen negocios o concesiones en el mundo de las telecomunicaciones y los medios de comunicación. En este caso hay un conjunto de concesiones en juego y la resolución final sobre lo que pase con ellas se encuentra en el cajón del Presidente.
Lo que debería ser técnico, jurídico y legal, en realidad es un asunto político y discrecional. La aprobación que ha pasado por todos los filtros legales y técnicos está sujeta a los poderes dominantes en las telecomunicaciones, cuyo poder desmedido impide la entrada de nuevos competidores y a los que existen les hace la vida imposible.
Persiste hasta nuestros días, un elemento que condiciona y distorsiona la relación de los medios con el gobierno que es la discrecionalidad política en la toma de decisiones en materia de refrendo y otorgamiento de concesiones en el ámbito de las telecomunicaciones. Es ésta una de las razones fundamentales por las cuales en México no se despliega a plenitud un derecho fundamental como la libertad de expresión.
Asuntos que deberían resolverse con la mayor certidumbre jurídica, en materia de plazos, planes de cobertura, plan de negocios y de inversión, terminan siendo asuntos de decisión política y no de las áreas técnicas en la materia. Es el caso de las concesiones que en la banda de 2.5 GHz tienen varios operadores en el país del que MVS Comunicaciones posee la mayoría de ellas.
No obstante haber desahogado todos los requerimientos técnicos en materia de competencia, y de la opinión favorable de algunos comisionados de la Cofetel, de la opinión favorable de la Cofeco, y de tener a la espera –con riesgo de perderlas- cantidades millonarias de inversionistas nacionales y extranjeros a pesar de tener todo en regla y un mercado demandante.
Inexplicablemente, la decisión se ha retrasado por cinco años. Teniendo todo en regla, no hay razón técnica, jurídica, ni económica, que hoy no este satisfecha. La única razón que hoy impide a MVS Comunicaciones desplegar una red nacional de ancho de banda para Internet que compita con  los grandes conglomerados es total y absolutamente política.
Se coloca como una espada de Damocles en la vieja tesis autoritaria de la zanahoria y el garrote: Te portas bien, te refrendo la concesión. Te portas mal, te la niego. Este es el ambiente de presión en el que se desenvuelve la relación no sólo de concesionarios con el gobierno, sino es el ambiente en el que se desenvuelve el trabajo y el desempeño de cientos de profesionales en su relación con las empresas de comunicación.
Esa es la batalla diaria. En la medida en que los comunicadores y los empresarios batallan frente al gobierno, las audiencias ganan o pierden información. Lo más grotesco y paradójico es que los únicos beneficiados de esta herencia del viejo régimen son los grandes monopolios que ahora son capaces de mantener este diseño para evitar nuevos competidores.
Y aquí aparece de nueva cuenta la enorme responsabilidad de un poder legislativo que ha preferido el mantenimiento de reglas no escritas en lugar de una legislación moderna que de certidumbre jurídica a los empresarios, que tutele los derechos de los periodistas y garantice el acceso a la información de todos los ciudadanos.
Agradezco desde aquí el debate y los pronunciamientos que desde el Congreso se hicieron ayer por parte de los legisladores sobre el caso de nuestra despedida del noticiario; sin embargo, no sirve mucho a la democratización de los medios de comunicación condenar la censura por un hecho como este, al mismo tiempo que se coexiste con leyes que podrían y deberían ser modificadas en beneficio de toda la población y no de unos cuantos.
Sobre este ambiente de presión del gobierno hacia algunas empresas de comunicación actúa un fenómeno aún más grave que el antiguo control estatal sobre los medios. Se trata del debilitamiento del Estado y de sus instituciones por virtud de una supeditación política que parte desde el presidente de la República, atraviesa las Cámaras, amplias franjas del Poder Judicial, órganos reguladores a manos de nuevos poderes informales o fácticos que han logrado imponer su lógica de chantaje e intimidación, que los ha llevado a niveles de audacia y en un cálculo de poder, para sustituir –por lo menos parcialmente a poderes de la República.
Ahí está, por ejemplo, una tele bancada en el Congreso, algunos sujetos reguladores capturadas por sus regulados. Como nunca en la historia del Estado mexicano se han dejado crecer a estos poderes en México, que han llegado al punto, a la osadía, diría yo, de querer también apropiarse de la propia presidencia de la República. De otra manera no se explicaría la multimillonaria inversión que han  hecho de construirle una candidatura presidencial al gobernador mexiquense.
El trasfondo de lo sucedido en nuestro caso y que ha generado todas estas reacciones tiene que ver, precisamente, con este clima. Por esa razón es que una empresa decide, en sentido contrario a sus intereses, cancelar en el momento de mayor expansión, de mayor prestigio, de mayor influencia, un espacio de información crítica, de debate y opinión, que ha sido valorado por anunciantes y audiencias. Por eso toma una decisión suicida.
Como tantas obras ésta es una empresa sometida indebidamente a una presión incompatible con un régimen democrático y de Estado de Derecho. Mientras no cambiemos las estructuras que están en la base de esta relación insana, los espacios con influencia crítica se ven permanentemente hostilizados y en su conjunto los medios de comunicación terminan por estandarizar o uniformar sus coberturas informativas. Se achata la libre opinión, se merma el debate y se inhibe la conducta crítica. Eso daña seriamente la democracia y, por supuesto, los derechos fundamentales de las y los ciudadanos de este país.
¿Y bueno, me dirán, ahora que hacemos con lo sucedido? Aceptamos lo sucedido, que no le viene bien a nadie, u optamos por la ética de la responsabilidad y buscamos un camino? Sin claudicar pero sin exigir que el otro se arrodille.
Joaquín Vargas sabe perfectamente que yo no infringí ningún código de ética, sabe lo que sucedió, sabe que fue un coartada, sabe, porque las sufre todos los días, de las razones verdaderas que están detrás de la decisión que está a punto de costarnos la cabeza, y digo a punto porque voy a plantearle una salida, digna, decorosa e inteligente. Ya sabrá si la toma.
Joaquín sabe como pocos de lo que yo estoy hablando. Le digo a MVS que no le demos el gusto a los que saborean este fracaso.
Lo sucedido entre el viernes y el fin de semana entre Los Pinos, nuestras oficinas, no sé si también otras -La Destilería y el Meridien-, es algo que no se merece nadie, que nos daña a todos, y que para lo único que va a servir es para el desahogo absurdo de un berrinche presidencial y para beneplácito de los que prefieren que nadie compita, que nadie cuestione o que se cuestione poquito.
No se lo merece un grupo de profesionales que estaba haciendo su trabajo que se ve brutalmente interrumpido. No se lo merecen, por supuesto las audiencias, no se lo merece la familia Vargas porque han sido colocados en una disyuntiva perversa en donde tienen que calibrar como grupo empresarial qué les cuesta más frente al gobierno y poderes que lo presionan: si la cabeza de Aristegui o la banda de los 2.5 gigahertz. No se lo merece el país.
La Asociación Mexicana de Derecho a la Información, a la que pertenezco y que preside el maestro Raúl Trejo Delarbre ha dicho que la salida nuestra del aire es una pésima noticia para la sociedad mexicana. La decisión tomada es desafortunada para todos. “Pierde MVS, cuya independencia editorial queda en entredicho debido a la suspensión de este espacio; pierde la periodista y su amplia audiencia. Pierde la Presidencia de la República, de donde surgieron las exigencias para que Carmen Aristegui se disculpara por el comentario que hizo el viernes 4 de febrero”.
AMEDI exigió a la Presidencia “que con hechos, y específicamente en este caso, garantice el derecho a la libertad de expresión, así como el derecho de los ciudadanos a la información”. Solicitó a MVS “que reconsidere el despido de Aristegui”. Y es exactamente lo mismo que solicito yo a ellos ahora desde aquí.
El país no está más para seguir perdiendo los espacios que hemos ganado; el país no está para que se nos sigan regateando los derechos que nos pertenecen. México atraviesa por un momento crítico, el nivel de descomposición, de violencia y de debilitamiento institucional es profundamente grave… como para quedarse parado… No nos puede ganar el pasmo cuando el futuro de México se ha ensombrecido. Nos necesitamos informados, en alerta, críticos, no nos podemos dar el lujo de tirar por la borda lo ganado ¿A cuenta de que lo justificaríamos?
Nuestra transición democrática ha adquirido un cariz trágico. Los niveles de violencia, de descomposición y de degradación de la vida pública están llegando a niveles de escándalo. La clase política mexicana, que no ha estado a la altura de los retos y desafíos nacionales, parece no darse cuenta del avance de estos nuevos fenómenos de poder que la han carcomido y debilitado como nunca antes. ¿Dejamos que sigan avanzando sin contraponer una fuerza social que, por lo menos los identifique, los discuta y los analice?
¿Nos quedamos a la sombra de políticos sometidos a intereses particulares porque antes que gobernar bien, hay que salir en la tele… o de gobernantes timoratos e irresponsables que lejos de atemperar concentraciones monopólicas, las han hecho crecer más creando monstruos de poder que los tienen sometidos y frente a los cuales no se atreven a dar ni un paso.
Esta mañana hago un llamado para revertir los efectos de este hecho ominoso. Yo tiendo la mano y escucho a los que están en la calle y me dicen “tienes que regresar”. Estoy dispuesta a regresar al aire este próximo lunes, siempre y cuando se cumpla una condición básica y única: Que MVS anuncie que retira de forma oficial el comunicado emitido junto con mi salida en el cual afirma falsamente que “transgredí nuestro código de ética y que promoví la difusión de rumores como noticias”.
Como consecuencia de ello, pido que se publique otro comunicado oficial de la empresa en donde la valoración sobre mi integridad ética que pretendieron dejar en entredicho quede resarcida.
Si MVS acepta hacerlo, se reconocerá tácitamente la naturaleza real de lo sucedido. Eso sería suficiente.
Joaquín lo sabe muy bien. Mi integridad profesional y ética nunca estuvo en entredicho realmente, que fue una coartada para tomar una decisión que le imponían, que el verdadero problema está en otro lado. Regresemos al aire y quedará evidenciado.
La Presidencia tendrá que hacer una valoración de lo sucedido. Serenamente. Sin odios. Con la seriedad que implica tomar decisiones a nombre de los otros, y aceptando, aunque no agrade, que los ciudadanos y los periodistas tenemos derecho a preguntar, inquirir y criticar sobre lo que juzguemos pertinente.
Estoy aquí para hacer este llamado, para revertir un hecho ominoso como el que sucedió, de manera digna, decorosa e inteligente, apostando por la verdad pero sin romper lo construido.
Mi estimado amigo Jorge Ramos escribió un texto magnífico que tituló “El derecho a preguntar”, recordaba ahí a la maestra Oriana Fallacci quien decía que no debía existir ninguna pregunta prohibida. Todo se puede preguntar, con mayor razón si se trata de preguntarle a gente con poder.
Jorge contaba también de una entrevista realizada al presidente Vicente Fox, había interrogantes en el ambiente de por qué aparecía desanimado, sin ímpetu, sin grandes propuestas. El periodista le preguntó al mandatario, sin alimentar rumores: “¿Toma Prozac?” Fox miró al periodista y contestó simplemente: “No”. Por supuesto no le gustó la pregunta, pero la contestó. Tal como escribió Ramos: No hay pregunta prohibida. No hay pregunta tonta. Y cuando surge la oportunidad hay que hacerla, aunque sea la última vez.
A partir de aquí cierro mi comentario, no agregaría más porque el planteamiento esta formulado y lo que resta es esperar la respuesta…
Gracias a todos y buenos días.

martes, febrero 08, 2011

Error Autodestructivo

La guerra que comenzó en diciembre de 2006 ha sido percibida por la delincuencia como un esfuerzo débil y corrupto. De ahí que se hayan envalentonado. 


Era una guerra psicopática de Calderón contra sí mismo, movido por un impulso autodestructivo y azuzado por personajer siniestros que esperan comer carroña, que invierten cuando los países tienen sus Valores a la baja. 


Sin duda, hay quien está invirtiendo furtes sumas en la descomposición social de México, en la que la clase política tiene mucho que ver. 


Sus alianzas con la delincuencia organizada son innegables.

lunes, febrero 07, 2011

Es Necesario Cambiar

Ha dicho el obispo de Saltillo, Saúl Vera:

“La lectura principal es que el Estado mexicano, en su supuesto objetivo antinarco, está dando muestra de una grave debilidad; su estrategia fracasó y no quieren cambiar el rumbo. Hasta ahora no ha habido un proceso serio de inteligencia para poner en su lugar a los criminales y a sus cómplices dentro de las estructuras estatal y financiera”. 


Hay opiniones desde todos los sectores acerca de que la militarización del país solamente ha traído más inseguridad. Cada vez más asaltos y otras clases de violencia. 

jueves, enero 27, 2011

Comunicado del EZLN por la Muerte de Don Samuel Ruiz


COMUNICADO DEL COMITÉ CLANDESTINO REVOLUCIONARIO INDÍGENA-COMANDANCIA GENERAL DEL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.



ENERO DEL 2011.
AL PUEBLO DE MÉXICO:
El Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional manifiesta su pesar por la muerte del Obispo Emérito Don Samuel Ruiz García.
En el EZLN militan personas con diferentes credos y sin creencia religiosa alguna, pero la estatura humana de este hombre (y la de quienes, como él, caminan del lado de los oprimidos, los despojados, los reprimidos, los despreciados), llama a nuestra palabra.
Aunque no fueron pocas ni superficiales las diferencias, desacuerdos y distancias, hoy queremos remarcar un compromiso y una trayectoria que no son sólo de un individuo, sino de toda una corriente dentro de la Iglesia Católica.
Don Samuel Ruiz García no sólo destacó en un catolicismo practicado en y con los desposeídos, con su equipo también formó toda una generación de cristianos comprometidos con esa práctica de la religión católica. No sólo se preocupó por la grave situación de miseria y marginación de los pueblos originarios de Chiapas, también trabajó, junto con heroico equipo de pastoral, por mejorar esas indignas condiciones de vida y muerte.
Lo que los gobiernos olvidaron propositivamente para cultivar la muerte, se hizo memoria de vida en la diócesis de San Cristóbal de Las Casas.
Don Samuel Ruiz García y su equipo no sólo se empeñaron en alcanzar la paz con justicia y dignidad para los indígenas de Chiapas, también arriesgaron y arriesgan su vida, libertad y bienes en ese camino truncado por la soberbia del poder político.
Incluso desde mucho antes de nuestro alzamiento en 1994, la Diócesis de San Cristóbal padeció el hostigamiento, los ataques y las calumnias del Ejército Federal y de los gobiernos estatales en turno.
Al menos desde Juan Sabines Gutiérrez (recordado por la masacre de Wolonchan en 1980) y pasando por el General Absalón Castellanos Domínguez, Patrocinio González Garrido, Elmar Setzer M., Eduardo Robledo Rincón, Julio César Ruiz Ferro (uno de los autores de la matanza de Acteal en 1997) y Roberto Albores Guillén (más conocido como “el croquetas”), los gobernadores de Chiapas hostigaron a quienes en la diócesis de San Cristóbal se opusieron a sus matanzas y al manejo del Estado como si fuera una hacienda porfirista.
Desde 1994, durante su trabajo en la Comisión Nacional de Intermediación (CONAI), en compañía de las mujeres y hombres que formaron esa instancia de paz, Don Samuel recibió presiones, hostigamientos y amenazas, incluyendo atentados contra su vida por parte del grupo paramilitar mal llamado “Paz y Justicia”.
Y siendo presidente de la CONAI Don Samuel sufrió también, en febrero de 1995, un amago de encarcelamiento.
Ernesto Zedillo Ponce de León, como parte de una estrategia de distracción (tal y como se hace ahora) para ocultar la grave crisis económica en la que él y Carlos Salinas de Gortari habían sumido al país, reactivó la guerra contra las comunidades indígenas zapatistas.
Al mismo tiempo que lanzaba una gran ofensiva militar en contra del EZLN (misma que fracasó), Zedillo atacó a la Comisión Nacional de Intermediación.
Obsesionado con la idea de acabar con Don Samuel, el entonces presidente de México, y ahora empleado de trasnacionales, aprovechó la alianza que, bajo la tutela de Carlos Salinas de Gortari y Diego Fernández de Cevallos, se había forjado entre el PRI y el PAN.
En esas fechas, en una reunión con la cúpula eclesial católica, el entonces Procurador General de la República, el panista y fanático del espiritismo y la brujería más chambones, Antonio Lozano Gracia, blandió frente a Don Samuel Ruiz García un documento con la orden de aprehensión en su contra.
Y cuentan que el procurador graduado en Ciencias Ocultas fue confrontado por los demás obispos, entre ellos Norberto Rivera, quienes salieron en la defensa del titular de la Diócesis de San Cristóbal.
La alianza PRI-PAN (a la que luego se unirían en Chiapas el PRD y el PT) en contra de la Iglesia Católica progresista no se detuvo ahí. Desde los gobiernos federal y estatal se apadrinaron ataques, calumnias y atentados en contra de los miembros de la Diócesis.
El Ejército Federal no se quedó atrás. Al mismo tiempo que financiaba, entrenaba y pertrechaba a grupos paramilitares, se promovía la especie de que la Diócesis sembraba la violencia.
La tesis de entonces (y que hoy es repetida por idiotas de la izquierda de escritorio) era que la Diócesis había formado a las bases y a los cuadros de dirección del EZLN.
Un botón de la amplia muestra de estos argumentos ridículos se dio cuando un general mostraba un libro como prueba de la liga de la Diócesis con los “transgresores de la ley”.
El título del libro incriminatorio es “El Evangelio según San Marcos”.
Hoy en día esos ataques no han cesado.
El Centro de Derechos Humanos “Fray Bartolomé de Las Casas” recibe continuamente amenazas y hostigamientos.
Además de ser haber sido fundado por Don Samuel Ruiz García y de tener una inspiración cristiana, el “Frayba” tiene como “delitos agravantes” el creer en la Integralidad e Indivisibilidad de los Derechos Humanos, el respeto a la diversidad cultural y al derecho a la Libre Determinación, la justicia integral como requisito para la paz, y el desarrollo de una cultura de diálogo, tolerancia y reconciliación, con respeto a la pluralidad cultural y religiosa.
Nada más molesto que esos principios.
Y esta molestia llega hasta el Vaticano, donde se maniobra para partir la diócesis de San Cristóbal de Las Casas en dos, de modo de diluir la alternativa en, por y con los pobres, en la acomodaticia que lava conciencias en dinero. Aprovechando el deceso de Don Samuel, se reactiva ese proyecto de control y división.
Porque allá arriba entienden que la opción por los pobres no muere con Don Samuel. Vive y actúa en todo ese sector de la Iglesia Católica que decidió ser consecuente con lo que se predica.
Mientras tanto, el equipo de pastoral, y especialmente los diáconos, ministros y catequistas (indígenas católicos de las comunidades) sufren las calumnias, insultos y ataques de los neo-amantes de la guerra. El Poder sigue añorando sus días de señorío y ven en el trabajo de la Diócesis un obstáculo para reinstaurar su régimen de horca y cuchillo.
El grotesco desfile de personajes de la vida política local y nacional frente al féretro de Don Samuel no es para honrarlo, sino para comprobar, con alivio, que ha muerto; y los medios de comunicación locales simulan lamentar lo que en realidad festinan.
Por encima de todos esos ataques y conspiraciones eclesiales, Don Samuel Ruiz García y l@s cristian@s como él, tuvieron, tienen y tendrán un lugar especial en el moreno corazón de las comunidades indígenas zapatistas.
Ahora que está de moda condenar a toda la Iglesia Católica por los crímenes, desmanes, comisiones y omisiones de algunos de sus prelados…
Ahora que el sector autodenominado “progresista” se solaza en hacer burla y escarnio de la Iglesia Católica toda…
Ahora que se alienta el ver en todo sacerdote a un pederasta en potencia o en activo…
Ahora sería bueno voltear a mirar hacia abajo y encontrar ahí a quienes, como antes Don Samuel, desafiaron y desafían al Poder.
Porque est@s cristianos creen firmemente en que la justicia debe reinar también en este mundo.
Y así lo viven, y mueren, en pensamiento, palabra y obra.
Porque si bien es cierto que hay Marciales y Onésimos en la Iglesia Católica, también hubo y hay Roncos, Ernestos, Samueles, Arturos, Raúles, Sergios, Bartolomés, Joeles, Heribertos, Raymundos, Salvadores, Santiagos, Diegos, Estelas, Victorias, y miles de religios@s y seglares que, estando del lado de la justicia y la libertad, están del lado de la vida.
En el EZLN, católicos y no católicos, creyentes y no creyentes, hoy no sólo honramos la memoria de Don Samuel Ruiz García.
También, y sobre todo, saludamos el compromiso consecuente de l@s cristian@s y creyentes que en Chiapas, en México y en el Mundo, no guardan un silencio cómplice frente a la injusticia, ni permanecen inmóviles frente a la guerra.
Se va Don Samuel, pero quedan muchas otras, muchos otros que, en y por la fe católica cristiana, luchan por un mundo terrenal más justo, más libre, más democrático, es decir, por un mundo mejor.
Salud a ellas y ellos, porque de sus desvelos también se nacerá el mañana.
¡LIBERTAD!
¡JUSTICIA!
¡DEMOCRACIA!


Desde las montañas del Sureste Mexicano.
Por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del EZLN.


Teniente Coronel Insurgente Moisés.
Subcomandante Insurgente 
Marcos.

México, Enero del 2011.

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.