sábado, mayo 22, 2010

Temen Perder el Poder



La delincuencia organizada está infiltrada en la clase política. De hecho la clase política mexicana es por sí misma una delincuencia organizada, que goza de poder, impunidad y actúa corruptamente. Conductas antisociales típicas de un triángulo perverso, en el que muchos actúan en colusión.
¿Cómo hemos llegado a dejar al país en manos de estos personajes?
“Más allá de la violencia estructural del hambre, provocada por el saqueo devastador de los neoliberales que se adueñaron de México, hoy se distinguen, y se desarrollan en forma complementaria, otras dos violencias: la de la guerra civil, que protagonizan los cárteles y las fuerzas armadas, y la violencia política, que corre a cargo exclusivamente de eso que todavía algunos denominan, a saber por qué, las autoridades (Jaime Avilés, La Jornada 22-05-10).
No coincido del todo con Jaime, pues la complementariedad deslindaría a los políticos de conductas criminales típicas. De hecho, cabe pensar que éstos son más antisociales, pues cometen los delitos que dicen combatir y a ellos le agregan los que los elevan al poder, como los electorales.
Lo saben, pero no les da culpa, sino que cuando son atacados, solamente se ponen ansiosos, pues lo que temen siempre es perder el poder. Con tal de ganar poder son capaces de aliarse con sus supuestos adversarios, como es el caso reciente de las alianzas PRD – PAN y pronto veremos, por ejemplo la alianza entre Elba Esther Gordillo y Enrique Peña Nieto. Quieren el poder para enriquecerse y ser impunes. No les interesa el pueblo. 

jueves, mayo 20, 2010

SE BUSCA



¿Donde está Diego Fernández de Cevallos? La especulación no se ha hecho esperar. Incluso se habla de "fuego amigo". Segun Julio Hernández (La Jornada, 20-05-10) existe la pregunta:  
¿Qué sucedió realmente con el controversial abogado y probable precandidato presidencial? ¿Su desaparición es una treta para convertirlo en el aspirante a 2012 de un panismo reunificado? O, por el contrario, ¿su ausencia es un castigo, preventivo o definitivo, por sus ácidas críticas al calderonismo y por sus pretensiones futuristas? Los anuncios espectaculares, en Querétaro o en todo el país, irán apuntando, con su cancelación o proliferación, los rumbos de esta historia de poderes oscuros.
Lo cierto es que la desaparición de este personaje desestabiliza el rumbo político de la derecha en México. LA especulación aumenta su angustia y por ende, los actos impulsivos y perversos, sobre todo en los líderes sociopáticos de este sector de la clase política mexicana. 
Se culpa al narco de la desaparición. Sin duda es un acto criminal, pero no se sabe de qué factura, aunque haya políticos favorecidos o perjudicados con ello. 
El tiempo de su aparición pudiera coincidir con el del regreso de Calderón de Washington

domingo, mayo 16, 2010

Secuestro del "Jefe" Diego

Uno de los psicópatas políticos mexicanos más notables, ha sido secuestrado. Hay que poner atención a las declaraciones de todos y cada uno de los notables, es decir de los líderes de opinión de la clase política mexicana, de todos. Su deslinde, compasión, llamado a la justicia, cualquier expresión, será consecuencia de la angustia que les produzca la identificación con el personaje barbón. Veamos por ejemplo la declaración angutiosa de Jesús Ortega, dirigente del PRD publicada hoy por Liliana Padilla en la página web de Milenio:

Convoca Ortega a reunión de emergencia ante inseguridad

Dom, 16/05/2010 - 20:37. México.- El líder nacional del PRD, Jesús Ortega llamó a todas las fuerzas políticas y sociales a llevar a cabo una reunión de emergencia para analizar la grave situación de inseguridad que se vive en el país. Advirtió que es necesaria una acción no partidista ni unipersonal, lo que se requiere dijo “es una reunión de la Federación para enfrentar juntos el problema de la violencia creciente”.  El dirigente partidista alertó que si no hay un frente común contra la violencia y la inseguridad, todos terminarán por padecerla como ya sucede, con la desaparición del ex candidato presidencial panista, Diego Fernández de Cevallos. “O nos unimos y acordamos para enfrentar la grave situación, o todos vamos a padecerla, no solamente unos cuantos, como ya está sucediendo”.  Además puntualizó que las autoridades, tanto locales como federales, están obligadas a hacer que se respete la integridad física de todas las personas, porque “no es una concesión; en el asunto del derecho a la seguridad no debe haber discriminación”.  Ortega Martínez también se pronunció por que lo ocurrido con el ex senador panista no genere una situación de psicosis, que podría ser utilizada de cara a las elecciones de julio próximo.  “Ésta podría ser aprovechada por los enemigos de la democracia diciendo: “no salgas a votar, no ejerzas tus derechos políticos, no seas candidato o aspires a un cargo de elección popular; escóndete, métete a tu casa”, advirtió.  El perredista insistió en su llamado a la ciudadanía, “para no dejarse amedrentar por la violencia y el crimen”.

Esta declaración evidencia el miedo que un miembro de la clase política, acostumbrado a la traición, tiene cuando alguien con quien se identifica padece una desgracia. "pronto podría ser yo", pudiera ser lo que piensa Ortega. Quienes están más angustiados, han sido los primeros declarantes.

Nadie se quiere ver privado de su libertad, en manos de delincuentes, aunque tengan placa. En ese sentido surge la angustia, todo miembro de la clase política, tal vez ha llegado a envidiar al Jefe Diego, con poder, dinero y mujeres jóvenes.

Cabe recordar la humillación sufrida en manos de los zapatistas por el ex gobernador de Chiapas, el general Absalón Castellanos. Es posible que así sea exhibido en breve el panista secuestrado.

Y no le pudo ocurrir esto en peor momento a Calderón. Es un hecho que le debilita, le merma en el momento en que no hubiera querido "percibirse" así, ante Rodríguez Zapatero y ante Barak Obama. Es en verdad la debacle del panismo, sin siquiera poder contar con uno de sus mejores consejeros.

El golpe fue preciso. ¿Quien se sintió agredido recientemente como para tomar tal medida?

Era el mejor consejero del secretario de gobernación actual. Por ende, se le despoja a Calderón de una pieza clave para gobernar. Además, se le da un aviso.

¿Qué es lo que sigue? La destrucción desde dentro y fuera persiste, golpe a golpe.

PSICOLOGÍA POLÍTICA

Desde esta lente puede realizarse una interpretación de la conducta política de la sociedad, pero también en el plano individual. Otro campo de acción es en la mercadotecnia política o bien en la construcción de mensajes de comunicación política.

La psicología política tiene acceso a todos los métodos de investigación que utilizan otras disciplinas psicológicas y por ello puede tener abordajes particulares de la realidad política, en cualquier nivel. Con la Psicología Política, puedes tener una visión distinta de lo que pasa en el Poder y en lo que las masas perciben de sus líderes.

Es importante que la Sociedad Civil se eduque y conozca la verdadera escencia psicológica de las personalidades políticas. Si queremos un cambio, debemos desenmascarar a los psicópatas que nos gobiernan.

Liderazgo Político Psicopatológico

En México hay un gobierno psicopatológico. Las conductas de la clase política así lo demuestran. La obsesión por el poder y destruir al adversario dan cuenta de una agresión que presentan normalmente los psicópatas más peligrosos que habitan en los reclusorios. Esta es la clase de gente que nos gobierna.



El colmo de la falta de sentido de realidad es proponer el mensaje de que "quien hable mal del gobierno, habla mal de México"

Las personas con estudios deben infundir confianza a toda la población. Debemos exorcisar el miedo y mejorar nuestra autoestima como mexicanos. Nuestro País tiene solución aunque los pesimiestas y miedosos que nos gobiernan lo nieguen o crean que solamente con la represión puede cambiarse.

Debemos hacer un esfuerzo por influir en la conciencia de las personas jóvenes, hacerles ver que son agentes de cambio y que no se puede dejar en manos de un gobierno inepto y represor su futuro.